Ruta Macollades de Olocau

Macollades de Olocau

Ruta: Macollades de Olocau.
Longitud: 5.6 km.
Desnivel: 40 m.
Dificultad: Moderada-Alta.
Duración: 2-3 h.

Esta ruta transcurre en los márgenes del barranco del Carraixet, que nace en Gátova y desemboca en el mar a la altura de Alboraya. Podremos disfrutar de la vista de varios meandros y de sus macollades.

Una "macollà" según la RAE es un "Conjunto de plantones, flores o espigas que nacen de un mismo pie". En Olocau se conocen como macollades, al conjunto de algarrobos centenarios de troncos gruesos y retorcidos que giran en torno a otro tronco central, en sentido contrario al de las agujas del reloj.

Existen cuatro macollades o concentraciones de estas algarrobos (Ceratonia siliqua) repartidas en las partidas de l'Edua, l'Amara, la Barrancà y l'Aigualeig, creando la arboleda más grande de Europa de esta especie. Esta ruta transita por las cuatro concentraciones y nos permite observar su diversidad de formas, colores, sombras y las diferentes soluciones con piedra que se utilizaban por parte de los agricultores para apuntalar sus pesadas ramas sin que hicieran quiebra, conocidos en Olocau como tronas, pilares y puntales.

A lo largo del recorrido también podemos disfrutar de otros cultivos de secano como son el olivo (Olea europaea) y el almendro (Prunus dulcis) y de cultivos de regadío como limoneros, naranjos y nísperos, además de la huerta, aún en uso, de los habitantes de Olocau. También encontraremos especies como el palmito (Chamaerops humilis), romero (Rosmarinus officinalis), mirto (Myrtus communis), almez (Celtis australis), albaida (Anthyllis citisoides), saúco (Sambucus nigra), aulaga (Genista scorpius) o esparto (Stipa tenacissima).

La ruta comienza en la Casa de la Señoría, antigua casa de los Condes de Olocau, de finales del s. XVIII, que junto a la Torre de Pardines, torre islámica del s. XIII, forman lo que en Olocau es conocido como "El Castell". Aquí se encuentra la Oficina de Turismo y la Colección Museográfica del Puntal dels Llops, una atalaya íbera fechada en el s. V a.C., con materiales arqueológicos procedentes del yacimiento que le da nombre.

Al salir del núcleo urbano podremos descubrir diferentes elementos etnológicos que con las macollades, nos ayudan a entender el pasado agrícola de la localidad. En la partida de l'Edua, cruzaremos la Huerta de Arriba, la zona de cultivos de regadío (de origen islámico) que todavía está en uso, descubriendo un sinfín de colores, sobre todo en primavera, debido a la diversidad de cultivos. Al finalizar la zona de huertos observaremos la balsa de l'Amara, que nutre de agua a la Huerta de Arriba y que sirvió también para el trabajo del esparto y como lavadero. De origen medieval, fue remodelada en 1967 y se conserva en buen estado.

Caminando sobre el sistema de acequias que bordean el barranco del Carraixet, nos encontraremos con la Sénia dels Simeons, una noria tirada por mulas que servía para elevar agua y regar los bancales próximos a finales del s. XIX.

Al volver hacia Olocau, el trayecto comparte trazado con el antiguo camino medieval en Marines.