Piden prisión para el ex Alcalde de Olocau ya condenado en marzo por delito urbanístico

Autor: Levante-EMV
Fecha: 18/06/2012

La Fiscalía de Valencia solicita una pena de un año y tres meses de prisión para el ex Alcalde de Olocau José Agustín Agustí por un delito contra la ordenación del territorio, según consta en el escrito de calificación provisional. El ex edil ya fue condenado anteriormente, en el mes de marzo, por un delito de prevaricación urbanística a cumplir dos años de cárcel y a 10 años de inhabilitación para empleo o cargo público.

El ministerio público también solicita para el ex edil, quien presentó su baja voluntaria del PSPV hace unos meses, ocho años y medio de inhabilitación para empleo o cargo público, además de que pague una multa de 5.400 euros.

Una persona solicitó en marzo de 2005 al Ayuntamiento de Olocau licencia de obras para la instalación de una línea de suministro de energía eléctrica compuesta por dos líneas aéreas de media y baja tensión, y un centro de transformación, para prestar suministro de electricidad a un conjunto de viviendas ubicadas en la partida Escopar y Plá de Horcán de las localidades de Olocau y Marines.

Esta persona acompañó a su solicitud un "simple" presupuesto de las obras y sin proyecto técnico de ninguna clase, tal y como consta en el mismo escrito. Esta petición dio lugar a un expediente en el consistorio, en el que el arquitecto técnico manifestó que los terrenos sobre los que se pretendía realizar la obra estaban en suelo no urbanizable protegido de predominio forestal, y que el otorgamiento de licencia requería informe previo favorable de la conselleria, así como proyecto técnico y estudio de impacto medioambiental.

El acusado, en su condición de Alcalde de Olocau, a sabiendas de la existencia de este informe del arquitecto, y sin que se hubiera aportado el informe previo de la conselleria ni se hubiera realizado el proyecto técnico ni el estudio de impacto medioambiental, dictó en febrero de 2006 un decreto acordando otorgar la licencia solicitada. Por ello, se llevó a cabo la instalación eléctrica.

Se da la circunstancia de que el ministerio fiscal presentó este escrito fiscal el mismo día en que el juzgado de lo Penal número 17 de Valencia condenase a Agustín a dos años de prisión y a 10 de inhabilitación para cargo público por un delito continuado de prevaricación urbanística.

En este caso, según consta como probado en la sentencia, el acusado concedió en diciembre de 2005 a su esposa una licencia de segregación para ocho parcelas, que pertenecían a la sociedad de gananciales de ambos. Ese mismo día, "a sabiendas de su ilícita actuación", dictó un nuevo decreto en el que concedía otra licencia de segregación sobre las mismas parcelas a una persona, y luego concedió a una mercantil licencia de obras para llevar a cabo la construcción de ocho viviendas unifamiliares en las parcelas, "a sabiendas de que éstas no gozaban de la condición de solar".

En enero de 2006, el acusado y su esposa vendieron las parcelas a una persona y a su mujer por 283.000 euros, mientras que las adquirieron por 103.260 euros, con lo que el beneficio obtenido, mediante la concesión de la licencia de segregación y la licencia de obras, fue de 179.740 euros.

Sobre estos hechos, el acusado alegó no haber actuado con intencionalidad o ánimo de delinquir, y justificó la solicitud de la licencia por parte de su esposa en que era primera propietaria, y añadió que cuando ésta pidió la licencia, las parcelas ya estaban vendidas a la otra persona.

Frente a ello, el juez entendió que si las parcelas ya eran propiedad de otra persona, carecía de toda lógica que fuera la mujer la que solicitara la licencia de segregación. Además, consideró "suficientemente acreditado" que el acusado era conocedor de la condición de suelo urbanizable no programado, por lo que le condenó a cumplir dos años de prisión y 10 de inhabilitación para empleo o cargo público.

Fuente: Levante-EMV.