El juez de Llíria investiga un posible delito mediambiental en el vertedero de Olocau

Autor: Levante-EMV
Fecha: 10/05/2012

La Fiscalía Provincial de Valencia ha remitido al Juzgado de Llíria la denuncia presentada por el Alcalde de Olocau, Antonio Ropero, contra Girsa por un presunto delito contra la ordenación del territorio. Esta empresa de la Diputación Provincial de Valencia es la encargada de gestionar el vertedero instalado en la cantera Maria Rosa de esta localidad.

Según el informe llevado a cabo por el Instituto de Medicina Legal de Valencia, y en el que se ha basado el fiscal instructor para reabrir el caso, el vertedero no poseía, ni en el momento de su explotación ni en su actual fase de restauración, la condiciones técnicas ni legales necesarias para albergar residuos industriales, restos de poda, material inflamable, residuos urbanos, lodos, etc.

Sin embargo, sus gestores destinaron el lugar al vertido de material heterogéneo durante su fase de actividad generando finalmente un depósito de residuos enterrados, estructurado en taludes que alcanzan una potencia de más de 25 metros en algunas zonas, sin impermeabilización, sobre el perfil dejado por la explotación de la cantera.

Durante la investigación realizada en años anteriores se puso de manifiesto que el emplazamiento elegido no reunía las mínimas condiciones de seguridad para garantizar la invulnerabilidad de los acuíferos y la emisión de gases tóxicos, y peligros provocados por la evolución de los residuos depositados, lo que además suponía un riesgo de incendio, tanto del propio vaso del vertedero como de la masa forestal y demás terrenos colindantes.

Las medidas de restauración adoptadas tras la clausura de la actividad del vertido han sido deficientes, dado que no consideran la naturaleza real de los residuos depositados, debido a que su toxicidad, tanto intrínseca como inducida, resulta inadmisible para este tipo de instalación. Esta restauración genera además un riesgo añadido al no poder minimizar y controlar convenientemente la evolución de los residuos, no pudiendo culminarse su estabilización eficaz o su integración paisajista.

Desde el consistorio afirmaron que "es una buena noticia ya que después de muchos años de lucha, la justicia nos ha dado la razón". Finalmente exigieron que "se depuren responsabilidades" y que "se busquen soluciones a este problema lo antes posible".

Fuente: Levante-EMV.