Olocau irá al Fiscal si los gases que emana el vertedero son tóxicos

Autor: Levante-EMV
Fecha: 25/09/2011

Recabar todos los informes toxicológicos y mediambientales, exigir responsabilidades y llegar hasta la Fiscalía si es necesario. Ésa es la hoja de ruta que se ha marcado el Ayuntamiento de Olocau después de las últimas emanaciones de gas, a consecuencia de unas grietas aparecidas la semana pasada en la cantera de María Rosa, en la partida de la Paridera.

El gobierno local convocó en la tarde de ayer una asamblea para informar a los vecinos de las medidas adoptadas por el consistorio, que incluyen exigir a la Diputación de Valencia, a su empresa Girsa y a la Guardia Civil los informes y el expediente de recuperación del vertedero, clausurado en 2002, y situado a los pies de la Sierra Calderona.

Entre otros escritos, el Ayuntamiento reclamará el informe de Seprona de 2005 que alertaba del peligro de los compuestos orgánicos detectados "que en altas concentraciones pueden provocar irritaciones en ojos y piel, y formar mezclas explosivas en el aire". Asimismo, el consistorio pedirá el estudio de 2006 que realizaron los técnicos de la Conselleria de Medio Ambiente, que reconocía la existencia de grietas y apreciaba emanaciones de gases producidos por la descomposición de los productos allí vertidos. También se solicitará un informe del Instituto de Medicina Legal de 2007 que advertía del peligro de contaminación de los acuíferos.

El Alcalde socialista Antonio Ropero explicó que "si esos documentos finalmente determinan que los gases son tóxicos y no se ha procedido correctamente", exigirá responsabilidades e irá a la Fiscalía.

En la asamblea, los vecinos mostraron su preocupación ante la posibilidad de que los gases sean tóxicos ya que se trata de "un tema grave de salud pública que nos afecta a nosotros y a nuestros hijos". Además, los asistentes acordaron, a propuesta del consistorio, iniciar una recogida de firmas que respalde la petición de todos los informes clave en este proceso que va a solicitar el Ayuntamiento a las instancias implicadas.

Fuente: Levante-EMV.