Olocau denuncia a la empresa del vertedero por un presunto delito medioambiental

Autor: Levante-EMV
Fecha: 03/12/2011

El Alcalde de Olocau, Antonio Ropero, ha presentado una denuncia ante la Fiscalía provincial de Valencia contra Girsa, empresa de la Diputación Provincial de Valencia encargada de gestionar el vertedero de la localidad, porque en los últimos años se han producido incendios, humo, y emanación de olores.

El pasado 16 de septiembre se produjo una combustión interna en el vertedero Maria Rosa, provocando dos columnas de humo, así como la emanación de fuertes olores. Dos días más tarde, los bomberos tuvieron que acudir al vertedero de Olocau tras producirse varias explosiones y liberarse a la atmósfera diferentes gases tóxicos. Según un informe ecotoxicológico llevado a cabo por Luis Burillo en 2006 "la ausencia de toberas de ventilación durante las fases de relleno del vertedero supone un riesgo por la concentración incontrolada de los gases producidos por la digestión de los residuos, con el consiguiente riesgo de emisiones, incendio y/o explosión". En ese sentido, desde el consistorio, se denuncia una "insuficiencia en el diseño y en la gestión del vertedero" por parte de Girsa, además manifiestan que "estas deficiencias, junto con las característica de los residuos depositados y su evolución, suponen un riesgo grave de contaminación sobre el equilibrio de los sistemas naturales y la salud de las personas".

En 2005, tras varias denuncias vecinales el Departamento de Química de la Guardia Civil realizó un demoledor informe toxicológico del aire de la zona. Los agentes detectaron todo tipo de gases tóxicos en la atmósfera entre los que destacan el benceno, o-xileno, trimetilpentano, tolueno y etilbenceno.

En sus conclusiones los agentes de la Benemérita aseguraban que "los compuestos orgánicos detectados a altas concentraciones pueden provocar irritaciones en los ojos y la piel. También pueden afectar al sistema respiratorio y sistema nervioso central". Finalmente hay que añadir las constantes explosiones producidas por el contacto de los gases en el aire. De hecho, no es extraño ver en el vertedero grietas por donde emanan estos humos.

Las grietas, provocadas por deflagraciones son tapiadas por técnicos de Girsa que habitualmente acuden con una máquina para echar tierra encima.

Fuente: Levante-EMV.