El ex Alcalde de Olocau también vendió suelo suyo en otro PAI y fue investigado por un tercero

Autor: Levante-EMV
Fecha: 29/04/2009

El ex Alcalde de Olocau, y actual portavoz del PSPV, José Agustí, también vendió terrenos suyos en una unidad de ejecución en la que posteriormente aprobó la construcción de más de cien viviendas, e incluso fue denunciado por tener suelo en otro sector donde planeaba una urbanización de 12.000 casas, aunque esta última denuncia fue sobreseída ya que el PAI nunca llegó a aprobarse.

Así, serían tres los proyectos iniciados por el anterior Alcalde en terrenos suyos, ya que habría que sumar el de Sarega, una urbanización de ocho chalés sobre terrenos vendidos por su esposa y por el que Agustí tendrá que declarar ante el juez el próximo mes de junio tras una querella presentada por el propio Ayuntamiento, de la que informaba este periódico la pasada semana.

El primer proyecto fue el de Royal State, que en enero de 2008 trascendió del ámbito local cuando su promotor, José Manuel Pombo, "desapareció" dejando la urbanización sin terminar y a casi un centenar de familias sin poder ocupar sus casas. Ya en aquel entonces, Agustí reconoció a Levante-EMV que eran de su propiedad parte de los terrenos en los que la promotora Vanguard Investment construyó los chalés.

Agustí explicó que vendió esos terrenos a la promotora "entre los años 2003 y 2004", cuando aún era Alcalde, y recordó que no fue hasta septiembre de 2005 cuando las obras se adjudicaron por el Ayuntamiento que presidía a la empresa de Pombo. Aún así, Vanguard empezó a vender los chalés antes incluso de que se le adjudicasen las obras (y de su inicio), circunstancia que el primer edil socialista aseguró desconocer.

A diferencia del proyecto de Sarega, y a pesar de que la propia edil de Urbanismo, Marisa Bou (EU), ha reconocido paralelismos en ambos casos, el Ayuntamiento no ha llevado ante el juez la venta de los terrenos a Vanguard y la posterior aprobación del PAI.

En cambio, sí fue denunciado por una plataforma vecinal por tramitar a finales de su mandato un proyecto urbanístico de cerca de 5 millones de metros cuadrados, una parte de los cuales eran suyos. Fue el famoso PAI de Maexpa, aunque en esta ocasión el juzgado de Llíria sobreseyó el caso porque el consistorio no llegó a aprobar el proyecto.

Fuente: Levante-EMV.