Olocau denuncia al ex Alcalde del PSPV por urbanizar por decreto un terreno de su mujer

Autor: Levante-EMV
Fecha: 24/04/2009

El juzgado de Llíria ha admitido a trámite la querella presentada por el Ayuntamiento de Olocau contra el que fuera su Alcalde durante 20 años, el socialista José Agustí, por los presuntos delitos contra la ordenación del territorio, falsedad en documento público, negociaciones prohibidas a funcionarios y tráfico de influencias.

Todos estos presuntos delitos estarían relacionados, según el gobierno municipal PP-EU, con la construcción de ocho chalés en unos terrenos de la esposa de Agustí y que recibieron por decreto y de forma irregular el permiso de obras, ya que, a pesar de ser suelo urbano, requerían de la aprobación de un PAI.

Además, la empresa responsable, Sarega, terminó las viviendas antes de urbanizar los terrenos y ha ocupado todas las parcelas sin dejar sitio para los viales por lo que el consistorio, a día de hoy, aún no ha concedido las licencias de ocupación pese a que ya se han vendido varias de las casas.

Según recoge la querella, el 7 de diciembre de 2005 la esposa del entonces Alcalde pidió una licencia de segregación para unos terrenos que el propio Agustí le había vendido en agosto de ese año. Ocho días más tarde, el primer edil le concedió esta licencia y también la de obras a Sarega para levantar las casas. Esto lo hizo a pesar del informe en contra del arquitecto municipal en el que el funcionario advertía de la ilegalidad de construir sin tener un proyecto de urbanización, además de que la segregación se hacía en dos unidades de ejecución diferentes, donde la ley obliga a aglutinar parcelas y no a dividir.

Además, el día en el que dio las licencias, Agustí firmó dos decretos de alcaldía. Uno en el que concedía la segregación a su mujer y que no incluyó en el libro de decretos, y otro en el mismo sentido que sí incluyó en este libro pero a nombre de otra persona.

"Si no hubiese habido un cambio en el gobierno municipal no nos hubiésemos enterado de todo esto", aseguraba ayer la concejal de EU. Marisa Bou considera que con todos estos hechos queda justificada la querella contra el ex Alcalde por las numerosas irregularidades que cometió y que le beneficiaron económicamente (el Ayuntamiento cifra este beneficio en unos 500.000 euros). "Incumplió su deber de abstención, ya que aprobó la construcción de chalés en unos terrenos suyos el mismo día en el que aprobaba la segregación. Y al dar la licencia de obras sin tener un PAI, ni un proyecto de reparcelación ni de urbanización, permitió que se vulnerara la obligación de simultanear la urbanización y la edificación, con todos los problemas que ahora eso está acarreando a los compradores de las casas".

En declaraciones a Levante-EMV, el ex Alcalde defendió la legalidad de su actuación asegurando que se adecuaba al informe del arquitecto municipal y que su mujer había vendido los terrenos "a través de un documento privado de 8 a 10 meses antes de aprobar el proyecto". Agustí denunció el "daño moral" que esta sufriendo su familia con esta querella y aseguró que la actitud del gobierno PP-EU responde a la premisa del "calumnia que algo queda".

Por su parte, el secretario general del PSPV de Olocau, Antonio Ropero, afirmó que la querella contra Agustí "forma parte de la estrategia del gobierno para desviar la atención sobre otros asuntos como la reciente subida de la tasa de basuras".

Fuente: Levante-EMV.