Olocau acabará el PAI de Vanguard tras quitarle a la promotora la condición de urbanizador

Autor: Levante-EMV
Fecha: 05/02/2009

Un año después de que el responsable de la constructora Vanguard Investment dejase sin terminar la urbanización Royal State y a más de 90 familias sin su vivienda, el Ayuntamiento de Olocau ha decidido quitarle la condición de agente urbanizador al comprobar que las obras "no se han agilizado" a pesar del convenio que se firmó en mayo de 2008 entre ambas partes para garantizar su conclusión. Así lo confirmó ayer a Levante-EMV la Alcaldesa de Olocau, Ascensión Arnal (PP), quien presentará una moción a este respecto en el pleno que se celebrará hoy.

La intención del equipo de gobierno del PP-EU es que, al quitarle la condición de agente urbanizador a Vanguard, el consistorio pueda disponer de los avales que depositó la empresa y utilizar ese dinero para terminar el proyecto. Con ello, las familias que tienen casa pero no tienen licencia de ocupación (que son la mayoría de propietarios de Royal State) podrían por fin regular su situación.

Actualmente, la mayor parte del PAI está terminado, excepto el suministro de electricidad y la depuradora de aguas. A mediados de 2008, el consistorio firmó un convenio con un representante legal de Vanguard (su propietario, José Manuel Pombo, ha fijado su residencia en Marruecos, según comprobó el juzgado de Llíria) y una entidad bancaria que actuó como avalista, en el que la empresa se comprometía a terminar el proyecto en dos plazos, uno en noviembre de 2008 y otro en abril de 2009, cuando se produciría la recepción definitiva del PAI y el Ayuntamiento podría conceder las licencias a los propietarios.

Pero el primer plazo ya ha pasado sin que Vanguard cumpla su compromiso de terminar la mayor parte de la urbanización y, según Arnal, ni siquiera las obras "se han agilizado". Por eso, el consistorio está dispuesto utilizar el dinero de los avales para terminar el proyecto, una vez se calcule el coste que esto supondrá y la cantidad que ya ha gastado la empresa. "Pero no podemos tocar ese dinero (más de 200.000 euros) sin quitarle a la constructora la condición de agente urbanizador", explicó ayer la Alcaldesa.

Fuente: Levante-EMV.