El agua maloliente del vertedero de Olocau alarma a los vecinos

Autor: Levante-EMV
Fecha: 15/05/2008

La existencia de una zona de aguas estancadas a escasos metros del vertedero clausurado en Olocau, gestionado por Girsa y en litigio desde hace años con el propietario de los terrenos, donde este fin de semana se registraron columnas de humo en varias de sus grietas, ha provocado la alarma de los vecinos de la zona por el "mal color y mal olor" de estas aguas. Similar alarma provocaron hace unos día las susodichas emanaciones.

Los vecinos sospechan que este estanque puede ser realmente un lixiviado formado por el agua percolada proveniente del vertedero que, siendo para material inerte como es, nunca podría originar este tipo de líquidos. Y esto, según los vecinos, confirmaría la existencia de material tóxico, y depositado allí ilegalmente, entre los vertidos soterrados, tal como denuncia el dueño del suelo de la antigua cantera, Pelegrín Máñez, e investiga el juzgado número 3 de Llíria.

En cambio, tanto la Diputación de Valencia como el Ayuntamiento de Olocau, ambos gobernados por el PP, insisten en que la antigua cantera María Rosa nunca recibió ningún material tóxico y, según aseguró el abogado de Girsa, José Luis Ortiz, el estanque de agua del que sospechan los vecinos es realmente un charco provocado por las últimas lluvias, al igual que las grietas por donde salen los "vapores inocuos".

Ortiz subrayó además que, en el caso de que fuese un lixiviado del vertedero, éste sería producto de los residuos de jardinería, envases químicos o fangos en descomposición que recogía el depósito, "ya que la ley sí se lo permitía por entonces". Según el abogado de Girsa, la fase I de la restauración de la pedrera María Rosa mediante residuos se presentó en 1993, "cuando la única normativa que regulaba la clasificación de residuos era una ordenanza del Consell Metropolità de l'Horta" donde se incluía entre los inertes la madera, los restos de poda, envases o electrodomésticos.

Ante el temor de que estas aguas pudiesen contaminar los acuíferos del subsuelo que abastecen a varias urbanizaciones de Olocau, José Luis Ortiz desechó completamente esta posibilidad ya que, aseguró, los análisis han demostrado que sólo hay altos índices de nitratos "frecuentes en zonas agrícolas", y tanto este vertedero como la segunda fase aledaña "están perfectamente impermeabilizados para no sufrir filtraciones".

Fuente: Levante-EMV.