La promotora usurpó 4.656 m2 de terreno 9 meses antes de aprobarse el PAI de Olocau

Autor: Levante-EMV
Fecha: 14/02/2008

Los juzgados de Llíria investigan desde el año 2006 una denuncia interpuesta por dos hermanos propietarios de cuatro parcelas en Olocau que fueron ocupadas presuntamente de forma ilegal por la empresa Vanguard Investment para la urbanización de un centenar de viviendas que actualmente no tienen cédula de habitabilidad y cuyos dueños no han podido contactar con el promotor desde hace varias semanas.

Según el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Comunitat Valenciana, los mismos juzgados de Llíria han iniciado otro procedimiento por una segunda querella presentada por otro particular en el año 2007. Tal como explicaron ayer fuentes del Ayuntamiento de Olocau, la ocupación de estas parcelas, con un total de 4.656 metros cuadrados, se llevó a cabo antes de que fuese aprobado el Proyecto de Actuación Integrada (PAI) de la urbanización en septiembre de 2005. Al parecer, la empresa presidida por José Manuel Pombo parceló los terrenos sin ni siquiera haberlos adquirido, por lo que los dos hermanos propietarios de los mismos presentaron una querella. Ante la investigación judicial, y siempre según las fuentes municipales, Vanguard Investment excluyó las parcelas que había usurpado de la urbanización. "Pero han aprovechado y utilizaron las parcela para arrojar escombros", aseguró la concejal de Urbanismo de Olocau, Marisa Bou (EU).

Vicente O. C., uno de los dos hermanos que denunciaron a la promotora por la usurpación de sus propiedades, confirmó estos hechos y relató que la primera denuncia la interpusieron el 21 de febrero de 2005 tras comprobar que Vanguard Investment había entrado en sus parcelas y las estaban marcando.

"Ya en agosto de 2004 vino el anterior Alcalde, José Agustí (PSPV) y se ofreció a comprarnos los terrenos porque nos decía que él y su hermana también tenían propiedades en la zona. Nosotros le dijimos que no porque no estábamos de acuerdo con el precio. Entre diciembre de 2004 y enero de 2005 mi hermano Ricardo me pregunta si yo había vendido mi parte, porque los estaban marcando para hacer chalés. Fue entonces cuando pusimos una querella criminal en el juzgado de Llíria, pero no nos hicieron caso".

El 3 de junio de 2005 Vicente y Ricardo levantan un acta notarial recogiendo que ya han abierto calles y alcantarillas en sus parcelas y han arrancado las garroferas y oliveras allí plantadas. Por entonces, el proyecto ni siquiera está aprobado y no lo estará hasta septiembre de ese año, cuando muchas de las viviendas ya se han vendido. "Es decir, han estado trabajando ilegalmente nueve meses y el Ayuntamiento lo sabía", aseguraba ayer Vicente.

Fuente: Levante-EMV.