Vecinos de Olocau denuncian que se producen emanaciones continuas en el vertedero

Autor: Levante-EMV
Fecha: 13/05/2008

Las emanaciones son algo habitual en el vertedero de Olocau. Así lo afirman vecinos cercanos a la zona como Pelegrín Máñez, a la vez propietario de los terrenos donde se ubica la instalación gestionada por Gestón Integral de Residuos SA (Girsa), empresa semipública de la Diputación de Valencia, y con la que este vecino de Olocau mantiene una disputa judicial por la titularidad de las parcelas donde se ubica el vertedero. "Pero eso viene pasando desde hace tres o cuatro años. Se producen emanaciones todas la semanas y por las noches por los vertidos que se hacen en la parcela de mi propiedad. Durante años, 100 camiones diarios han estado vertiendo allí cosas procedentes de fábricas. Y no lo digo yo, eso lo han declarado los vecinos afectados en el sumario que sigue abierto. Y en las fábricas no hay inertes, que yo sepa. Los inertes son restos de obra", afirma Máñez.

La emanación de una nube de gas de una grieta en el vertedero de Olocau el pasado fin de semana ha reabierto una polémica que empezó en 1994 con la apertura del vertedero, siguió en 2001 con el litigio por la propiedad de las parcelas y que continuó en 2006 con la denuncia del PSPV de que la instalación de Girsa emitía gases tóxicos. Máñez recuerda que un informe de la Guardia Civil en 2005 alertaba de los efectos de estos gases, afirmando que "los compuestos orgánicos detectados a altas concentraciones pueden provocar irritaciones en los ojos y piel. También pueden formar mezclas explosivas en el aire". Sin embargo, un estudio del Instituto de Tecnología Química de la Universidad Politécnica de Valencia aduce lo que emite el vertedero de Olocau se puede respirar hasta en locales cerrados, con lo que el abogado de Girsa, José Luis Ortiz, subraya "el nulo efecto en espacios abiertos como el paraje en el que se ubica el vertedero. Son emanaciones inocuas".

Mientras los socialistas piden que se averigue qué clase de gas despide el vertedero, la Alcaldesa de la población hizo ayer un llamamiento a la tranquilidad. Ascensión Arnal manifestó que "Protección Civil y Girsa, a falta de un estudio más profundo, dicen que lo que sale de las grietas es vapor procedente de la combustión natural que se produce en una fase del vertedero que está sellada y cerrada y que tiene productos inertes y restos de poda". Arnal afirma que "ni hubo que tomar medidas de desalojo ni preventivas. No hay ningún tipo de alarma en la población de Olocau. De todas formas, he pedido a Girsa un informe". Hoy está prevista una reunión de la Alcaldesa, la diputación y Girsa.

El diputado de Empresas Públicas de la Diputación de Valencia, Salvador Álvarez, tachó de "alarmistas" las declaraciones sobre el vertedero y negó "categóricamente" la existencia de residuos nucleares en esta instalación.

El 31 de marzo de 2006, la Diputación de Valencia hacía público un informe de los técnicos del servicio de Medio Ambiente en el que se reconocía la existencia de grietas y se apreciaban "emanaciones de gases producidos por la descomposición de los productos alli depositados". A el entonces diputado de Medio Ambiente, Vicente Aleixandre explico que la empresa publica Girsa iba a proceder a "un nuevo resellado en las zonas donde se aprecian grietas por asentamiento del terreno y a la instalación de chimeneas de desgasificacion". Las chimeneas no se han instalado dos años más tarde.

Fuente: Levante-EMV.