Cien propietarios de unos chalés de Olocau sin cédula de habitabilidad buscan al promotor

Autor: Levante-EMV
Fecha: 13/02/2008

El problema es que el Ayuntamiento no les ha dado la cédula de primera ocupación porque la urbanización no está completada y las viviendas presentan varios defectos de obra. Y lo peor de todo es que desde hace semanas los compradores no saben nada de la promotora que les vendió la casa y a la que ya han pagado el 10% de su valor, entre los 40.000 y los 60.000 euros.

"Nosotros compramos el chalé en marzo de 2005 y nos dijeron que en poco más de un año la tendríamos. Así que pagamos 50.000 euros y alquilamos nuestra vivienda porque vimos que el chalé ya estaba terminado. Pero ahora llevamos más de un año viviendo mi mujer, mis hijos y yo en casa de mi suegra. Y aún tenemos suerte. Otros han tenido que buscarse una casa alquilado e incluso algunos viven en un hotel", explicaba ayer uno de los afectados.

Según informó ayer Canal 9, el responsable de Vanguard Investment, cuya sede está en Alicante, está desaparecido y en sus oficinas no trabaja nadie desde hace semanas. La empresa tiene otros proyectos inmobiliarios en la provincia que también están paralizados. "Hace un mes que les estamos llamando a la oficina y el teléfono de siempre nos da como que no existe", explicaba otro de los afectados.

A pesar de ello, ayer por la tarde varios operarios seguían trabajando en la urbanización y el responsable de la vigilancia aseguró que la actividad no había parado. "Incluso hoy han entrado varios camiones".

Por su parte, la Alcaldesa de Olocau, Ascensión Arnal (PP), señaló que el Ayuntamiento no ha concedido ninguna cédula de habitabilidad "ni siquiera para los que ya están viviendo allí" porque la urbanización carece de las condiciones mínimas para considerarse habitable. "Tienen un generador para dar electricidad que no llega a todas las casas ni permite que funcione bien la depuradora, que está siendo vaciada todas las semanas. Los viales de las calles no están en buen estado ni su anchura es la correcta".

Por ello, y por las quejas de los propietarios que no pueden vivir en sus chalés, el consistorio ha intentado ponerse también en contacto con la urbanizadora, pero sin éxito. "La última vez que hablamos con ellos fue en agosto, y desde entonces hemos contactado con el ingeniero responsable. Pero hace una semana que tampoco podemos contactar con él",subrayó Arnal.

Según explicó la primer edil, la urbanización de esta unidad de ejecución fue aprobada por el anterior gobierno municipal del PSPV en el año 2004. "Ya entonces vimos irregularidades. Cuando se aprobó en pleno el procedimiento de urbanización ya habían hecho el piso piloto y la empresa me aseguró que sólo quedaba por vender el 20% de los chalés. Desde el PP no pusimos ninguna denuncia porque un propietario de terrenos afectado por el proyecto ya la había puesto en el Contencioso, y allí sigue".

Fuente: Levante-EMV.