Cronología de unas viviendas malditas en Olocau

Autor: Las Provincias
Fecha: 16/02/2008

La Pedralbilla ha pasado de ser la ilusión de decenas de familias y el negocio redondo de un promotor, a convertirse en una pesadilla para los primeros y en un intenso dolor de cabeza para el segundo. Cuando en 2005 las filiales y subcontratas de Vanguard empezaron a construir las 100 viviendas de lujo en Olocau, pocos podían imaginar que casi tres años después los inmuebles no estarían acabados. Ahora, quienes los compraron, han acudido en masa al Ayuntamiento.

Enero 2005. La mercantil Geinsa presenta al Ayuntamiento la solicitud del inicio de procedimiento por gestión indirecta.

Finales enero de 2005. Salen a escena los hermanos Vicente y Ricardo Ortega Castellano, propietarios de 5,5 hanegadas en la partida. Afirman que arrancaron los olivos y algarrobos de sus terrenos y dibujaron en esas parcelas los viales sin que nadie les hubiese notificado nada sobre el proyecto.

14 abril 2005. El Boletín de la Provincia (BOP publica el edicto del Ayuntamiento de Olocau sobre sometimiento a información pública de la alternativa por gestión indirecta del PAI.

Finales de 2005. Los hermanos Ortega reciben una notificación de que se ha aprobado con urgencia el PAI. Para entonces, según afirman los afectados, ya se han realizado obras en sus 5,5 hanegadas de terrenos sin que nadie les pidiese permiso. En la actualidad, los juzgados de Llíria tramitan dos procedimientos (una denuncia presentada en 2006 y una querella).

23 noviembre 2005. El Ayuntamiento concede licencia de obras para edificar 100 viviendas.

3 diciembre 2005. El Ayuntamiento publica en el BOP la aprobación de la reparcelación forzosa.

Noviembre 2006. Fecha en que, según afectados, les habían dicho que tendrían las viviendas.

30 marzo 2007. El Ayuntamiento de Olocau concede las diez primeras y únicas cédulas de primera ocupación de la urbanización de Vanguard Investment en la Pedralbilla.

27 mayo 2007. Las elecciones quitan a José Agustín Agustí (PSPV) la mayoría absoluta. PP y EU forman coalición de gobierno. El nuevo ejecutivo se niega a conceder más cédulas mientras la promoción carezca de los servicios básicos.

Agosto de 2007. A partir de este instante, la Alcaldesa de Olocau, Ascensión Arnal, afirma que se pierde el contacto con Vanguard.

Finales enero y febrero de 2008. Los clientes no pueden ponerse en contacto con la promotora. Tras dos semanas, los afectados acuden en masa al Ayuntamiento de Olocau en uma búsqueda de ayuda ante la posibilidad de haber sufrido una estafa y se constituyen en asociación. Los que ya ocupan sus casas denuncian deficiencias. Un día después, José Manuel Pombo, administrador de la mercantil, afirma que las obras siguen en marcha y que los inmuebles se acabarán en 90 días.

Fuente: Las Provincias.