Una empresa instala una línea eléctrica en Olocau sin la autorización de Territorio

Autor: Las Provincias
Fecha: 07/07/2006

Un nuevo camino a ningún sitio. Tras hallar de forma casual esta nueva estampa, un vigilante forestal se puso a indagar. Descubrió que una empresa había desbrozado una zona de monte incluida en el parque natural de la Calderona para instalar una línea eléctrica. El agente medioambiental informó sobre su hallazgo a la Conselleria de Territorio. Tras constatar que la mercantil no le había pedido autorización para instalar el tendido, le ha abierto expediente que, previsiblemente, concluirá en una sanción.

La empresa había abierto un sendero en una partida conocida como la Cueva del Judío, en término municipal de Olocau, de 372 metros de longitud y alrededor de cinco de ancho. Además, los operarios habían empleado una máquina excavadora para crear cuatro hoyos de alrededor de 2x2 metros de superficie y otros tantos de profundidad, donde se iban a colocar las torres que sujetarían el cableado.

Según la denuncia presentada por el servicio territorial de Medio Ambiente ante la Generalitat a finales de mayo, la mercantil había arrancado una decena de pinos con tronco de entre 15 y 20 centímetros de diámetro, pimpollos y vegetación típica de monte bajo.

Los responsables medioambientales mantuvieron una entrevista con el gerente de la empresa que estaba instalando el tendido eléctrico. El representante de la mercantil aportó las fotocopias de dos licencias del Ayuntamiento de Olocau, así como una solicitud de permiso para construir en suelo no urbanizable dirigida a la Conselleria de Territorio.

La empresa reconoció que estaba llevando a cabo las obras de instalación de una red eléctrica en la partida de la Cueva del Judío. Asimismo, también admitió que estaba colocando otro tendido eléctrico en Les Forquetes, también en término de Olocau y en área de afección el parque natural de la Calderona, donde el vigilante forestal había observado a unos operarios trabajando a principio de mayo.

En el documento presentado por el jefe del servicio territorial de Medio Ambiente ante la Conselleria de Territorio, este refleja que el vigilante forestal fue al Ayuntamiento de Olocau tres veces para pedir información sobre la obra. Al no recibirla, la solicitó por escrito en el registro de entrada del Consistorio, pero tampoco ha obtenido respuesta.

La empresa que ha instalado la línea eléctrica alega que desconocía la necesidad de pedir autorización a la Conselleria de Territorio. Pese a ello, este organismo sigue adelante con el expediente.

Fuente: Las Provincias.