Bruselas investigará si el vertedero de Olocau vulnera la legislación comunitaria

Autor: El Mundo
Fecha: 24/02/2009

La Comisión Europea investigará si el vertedero de Olocau (Valencia) vulnera la legislación medioambiental comunitaria y adoptará las "medidas apropiadas" si se confirma que hay una infracción, según anunció este martes el comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas, en una respuesta escrita al eurodiputado de los Verdes David Hammerstein.

En su interpelación, Hammerstein denunciaba que el vertedero de Olocau, ubicado en la Sierra Calderona y gestionado por la Diputación de Valencia a través de la empresa Girsa, recibe "residuos tóxicos y peligrosos" desde hace varios años, pese a que su autorización es sólo para residuos inertes.

"Cada día centenares de camiones, de procedencia desconocida, descargan sus residuos en esta cantera", aseguró el eurodiputado verde.

Un informe judicial ecotoxicológico elaborado por el Instituto de Medicina Legal de 2007 afirma que las deficiencias del vertedero suponen un peligro de contaminación del agua potable para las urbanizaciones colindantes (alrededor de 2.000-3.000 vecinos), según explicó Hammerstein. Ello representa "un grave riesgo para la salud y un grave riesgo de contaminación sobre el equilibrio de los sistemas naturales", prosiguió.

El eurodiputado señaló además que, según el Departamento de Geología de la Universitat de València, existe un alto riesgo de contaminación de acuíferos en la zona debido al vertedero. "El agua de la zona ha sido prohibida como agua potable para embarazadas y niños, dada su alto nivel de nitratos, por encima de lo permitido legalmente", apuntó.

Denunció que la empresa tampoco tiene una declaración favorable de impacto ambiental y que la combustión del vertedero produce un gas de vertedero que dificulta un desarrollo de la vegetación de la zona, provocando igualmente problemas de salud pública para los habitantes de la zona. Y explicó que estos hechos ya han sido denunciados y están siendo tramitados por el juzgado número 3 de instrucción de Lliria (Valencia).

En su respuesta, Dimas afirma que "la Comisión no tenía conocimiento de este caso" y anuncia que "se ha dirigido por escrito a las autoridades competentes españolas con objeto de recabar la información necesaria para examinar el asunto y adoptar, en su caso, las medidas apropiadas".

Fuente: El Mundo.