La empresa pública Girsa ya fue multada por vertidos ilegales en Olocau

Autor: El Mundo
Fecha: 20/02/2006

El informe del Instituto de Medicina Legal había sido vaticinado o, al menos, apuntado por otros indicadores que ya señalaban que algo no funcionaba bien en el vertedero de Olocau. La pasada semana, este periódico desveló que la Conselleria de Territorio se vio obligada a multar con 15.000 euros a la empresa pública Girsa por los vertidos ilegales en el basurero.

Un informe de la propia Conselleria de Territorio, fechado en febrero de 2002, denegó la declaración de impacto ambiental de la segunda fase del vertedero, pese a lo cual se ha mantenido activo hasta hoy. Además, la primera fase del basurero, que empezó a recibir residuos en 1994, también incumplía los requisitos medioambientales, según el estudio de Territorio.

Con anterioridad, el Seprona de la Guardia Civil ya había realizado diversas inspecciones oculares en el terreno, detectando la presencia de residuos prohibidos y alertando de los efectos del "gas del vertedero" sobre la vegetación. Uno de estos informes, que incluía diversas fotografías con flagrantes irregularidades, fue presentado al juzgado de Llíria, lo que motivó el inicio de un proceso judicial por vía penal que sigue todavía abierto y que ha motivado el reciente informa del Instituto de Medicina Legal.

Además, los vecinos de la zona han presentado diversas denuncias tanto por los vertidos no autorizados como por el paso de camiones de gran tonelaje a altas horas de la madrugada por el estrecho camino rural que conduce hacia el basurero de Girsa. De hecho, otros informes apuntan a que uno de los principales problemas de la instalación es que está demasiado cerca de las zonas residenciales (a poco más de 100 metros), lo que incumple la normativa sobre residuos.

Fuente: El Mundo.