Girsa se salta las medidas de protección de la Sierra Calderona en el vertedero de Olocau

Autor: El Mundo
Fecha: 16/02/2006

La declaración de impacto ambiental negativa del vertedero de Olocau hace referencia al segundo boquete de la cantera María Rosa que Girsa lleva explotando como vertedero desde 2002. Sin embargo, los incumplimientos de las medidas medioambientales destinadas a proteger la Serra Calderona se producen en todo el basurero, incluida la zona donde se acumulan residuos desde 1994.

Así lo refleja el informe de la Conselleria de Territorio que, en el apartado de "Antecedentes", recuerda que las fuertes restricciones que se implantaron en el hueco minero para convertirse en vertedero. "Visitada la zona, se comprueba que estos condicionantes ambientales no se han tenido en cuenta", prosigue el documento, "y, por tanto, el proyecto no se ha ejecutado de acuerdo con la estimación de impacto ambiental".

Entre otros requisitos, la empresa de la Diputación de Valencia incumple la obligación de limitar el acceso al vertedero "para evitar que puedan acceder personas o vehículos no autorizados", así como las medidas e inclinaciones previstas para el basurero, ubicado en la falta de una montaña. La laxitud de Girsa al aplicar las normativas medioambientales provoca, según Territorio, que "elementos ambientales puedan verse afectados de forma importante por el proyecto de actividad".

Así pues, el informe publicado con cuatro años de retraso por la Conselleria de Territorio reconoce que la totalidad de la explotación del basurero de Olocau incumple los requisitos ambientales mínimos para poder ejercer dicha actividad sin riesgo para la zona de la Serra Calderona donde se ubica. Sin embargo, a día de hoy, la actividad del vertedero sigue en marcha y la entrada de residuos y restos es constante.

Fuente: El Mundo.