Asaltan el Ayuntamiento de Olocau y se llevan el ordenador de la Alcaldesa

Autor: Levante-EMV
Fecha: 14/05/2011

Varias personas asaltaron en la madrugada de ayer el Ayuntamiento de Olocau provocando daños y destrozos en varias dependencias municipales y sustrayendo únicamente el ordenador portátil de la Alcaldesa de la localidad, Ascensión Arnal.

Al parecer varios individuos, de los que se desconoce todavía su identidad, forzaron la ventana del edificio con una palanca y cedieron la puerta del despacho del secretario-interventor y de la primera edil. Lo más probable es que, después de rebuscar entre la documentación y entre el mobiliario, salieran por la puerta principal de la casa consistorial.

"Cuando hemos llegado esta mañana (por ayer) la puerta de la calle estaba abierta y nos lo hemos encontrado todo revuelto, tirado por el suelo y con los cajones y armarios abiertos de par en par", contaba Arnal todavía sorprendida. Y es que, lo más insólito de todo es que el único objeto robado haya sido un ordenador personal especialmente, explica ella misma, cuando en su despacho se encontraban terminales nuevos incluso con el embalaje de mayor valor económico que el suyo y una cantidad de material informático y tecnológico importante. Al ser preguntada si sospecha de alguien, la Alcaldesa apela a la investigación abierta pero advierte de que "alguien tenía mucho interés en ese portátil". Según apuntan desde el Ayuntamiento, el objetivo no habría sido otro que sustraer exclusivamente datos personales y documentos guardados en el ordenador personal de Arnal y a nueve días de las elecciones. El robo fue denunciado a primera hora de la mañana de ayer y la Guardia Civil continúa investigando los hechos para esclarecer su autoría, aunque advierten que no será fácil ya que no se han hallado huellas dactilares. Unos hechos que en el pueblo ya califican de "extraños", precisamente si se unen a los ocurridos esa misma noche y la anterior, cuando también entraron en el Hogar de los Jubilados y en el Colegio Público Virgen del Rosario. En ambos edificios los supuestos vándalos no se llevaron ningún objeto de valor a pesar de almacenar en ellos televisiones de plasma, cámaras fotográficas o proyectores de gran valor. Únicamente sustrajeron en un aula de la escuela una caja en la que los alumnos guardaban el dinero para una excursión, que no alcanzaría más de 30 euros.

Fuente: Levante-EMV.