Olocau y Vanguard firman un convenio para acabar las obras de Royal State en noviembre

Autor: Levante-EMV
Fecha: 12/06/2008

El Ayuntamiento de Olocau y la empresa Vanguard Investment han firmado un convenio para garantizar el final de las obras de la urbanización Royal State, el PAI de cien viviendas en esta localidad del Camp de Túria y cuyo promotor se fue sin concluir el proyecto y dejando a casi noventa familias sin la posibilidad de obtener la cédula de habitabilidad de sus casas.

Según explicaron ayer fuentes municipales, ambas partes llegaron a un acuerdo a mediados del pasado mes de mayo después de que la urbanizadora depositase un aval de unos 170.000 euros con el que la empresa cubre el coste de las obras para finalizar el proyecto de urbanización.

Además, el convenio marca dos plazos para la recepción definitiva del proyecto. Según las mismas fuentes, el primero se cumplirá en noviembre de este año, cuando el Ayuntamiento y la empresa calculan que estén terminadas las obras principales.

El segundo plazo será el de la recepción definitiva de las obras, que deberá tener lugar en abril de 2009. Aunque desde el consistorio se reconocía ayer que, legalmente, los propietarios de chalés en Royal State tendrían que esperar hasta este último plazo para ocupar sus casas, las fuentes aseguraron que si los requisitos de urbanización principales se cumplen, las familias propietarias podrían contar antes con la licencia de primera ocupación.

Además, el convenio también incluye que los propietarios que ya están viviendo en la urbanización gracias a las cédulas de ocupación que les concedió el anterior equipo de gobierno tendrán garantizado el suministro de electricidad provisional y garantizar el saneamiento a cargo de Vanguard.

Por otra parte, el convenio firmado entre el Ayuntamiento de Olocau y la responsable del PAI no ha impedido que tanto proveedores como el arquitecto del proyecto hayan exigido a Vanguard Investment el dinero que todavía les debe y hayan puesto el impago en los tribunales.

Ante esta situación, dieciséis de las viviendas tienen una orden de embargo. Según el Ayuntamiento, se trata de chalés que aún no están escriturados, aunque sus futuros propietarios sí que pagaron una cantidad de dinero como adelanto a su adquisición definitiva.

Fuente: Levante-EMV.