El promotor de las casas de Olocau achaca la paralización de la obra a la crisis inmobiliaria

Autor: El Mundo
Fecha: 14/02/2008

Una bomba mediática impulsada desde los medios de comunicación que han creado "un alarmismo innecesario". Ésta es la versión del administrador de la promotora alicantina Vanguard Investment, José Manuel Pombo, responsable de la construcción de las cerca de 100 viviendas en la urbanización de lujo Royal State de Pedralvilla en Olocau, así como de varios proyectos repartidos por Valencia y Alicante.

En declaraciones a este periódico, Pombo quitó ayer hierro a la denuncia de las más de 60 familias que aseguraban que las obras se encontraban a medio hacer y sus encargados ilocalizables, y achacó la paralización de las obras de Vanguard a la "incertidumbre económica que se vive en España, sobre todo con la crisis inmobiliaria en ciernes".

También señaló que la decisión se trata "de algo puntual", y que no supone el "abandono de los trabajos". En concreto, de los de Olocau. De hecho, y según dijo el promotor, ninguna obra que estuviese completamente pagada, como es el caso de los chalés de Royal Estate, ha sido paralizada, por lo que mantuvo el plazo fijado inicialmente para la conclusión de los trabajos (entre el 15 y el 20 de marzo), pese a que, como puntualizó la concejal de Urbanismo de la localidad, Marisa Bou, las casas ni siquiera disponen de cédula de habitabilidad.

Pombo insistió en que el parón tan sólo afecta a los "proyectos no comprometidos (como uno que desarrolla en Guardamar del Segura)", sostuvo que "55 personas continúan trabajando en Olocau" y que "el jefe de obra está en contacto permanente con los clientes". "Lo único que sé es que acabo de volver de Marruecos, donde tenemos negocios, y me he encontrado con este lío", agregó.

No tienen la misma opinión ni el consistorio del municipio valenciano, que lleva siete meses demandándole la finalización de las obras, ni el arquitecto responsable de los trabajos, Vicente Buyo. Por lo que respecta al primero, Bou explicó que el Ayuntamiento debería haber recepcionado los inmuebles en julio de 2007, y desde agosto "no hemos podido hablar con el responsable de la empresa para que justifique los retrasos".

La edil de EU duda de que las casas se puedan entregar a mediados de marzo, tal y como aseguró ayer Pombo. "Es un nuevo retraso en las fechas de entrega, al igual que hizo en julio, luego en octubre, diciembre, febrero y hasta hoy", reprochó.

Pero hay más. Bou apuntó que Iberdrola no ha dado la autorización para dar electricidad a la urbanización, y añadió que "la Conselleria de Industria tiene sólo una parte de estos informes, pero a la empresa le falta completarlos".

La concejal insistió en que el consistorio no va a dar las cédulas de habitabilidad hasta que no estén todas las obras finalizadas y puedan garantizar el correcto suministro de agua y luz".

Las declaraciones de la concejal de Urbanismo de Olocau no son las únicas que contrastan con la imagen de normalidad que quiso transmitir Pombo. Ayer se conoció que los juzgados de Llíria tramitan dos procedimientos por apropiación indebida contra el promotor.

"Uno de los procesos se inició en 2006, mientras que el segundo corresponde a una querella interpuesta en 2007", informaron ayer fuentes judiciales. Pombo también debe enfrentarse hoy a una demanda en Alicante en la que le reclaman 12.000 euros.

En el caso de Buyo, el arquitecto se declaró como "uno de los principales afectados" y dijo que llevaba "20 días sin tener ningún contacto con Pombo". Esto le ha motivado a "emprender acciones legales según vayan venciendo los plazos de los pagos". Una versión que contrasta poderosamente con la del promotor, quien aseguró que Buyo hace más de dos meses que no trabaja para Vanguard Investment.

Fuente: El Mundo.