Clara Novakova

Entrevista a Clara Novakova


Pregunta: Ha sido nombrada como Directora de la Agrupación Musical "La Melodía" de Olocau, ¿cómo vivió dicha asignación y qué expectativas tiene de ello?.

Respuesta: Al principio, cuando me enteré que se formaba una bandeta en Olocau, me había ofrecido para echar una mano como flautista. El hecho que me nombraron Directora fue una total sorpresa para mí, pero entendí que se necesitaba a alguien que pudiera ponerse frente a los músicos y centralizar y canalizar todas esas energías. Ahora que hemos hecho algunas actuaciones y nos conocemos mejor, ¡tengo que decir que me encanta! Creo que hemos mejorado todos en el poco tiempo que existimos como banda, y espero que progresemos en cada concierto.


Pregunta: La última vez que hubo una Banda de Música en Olocau fue hace algo más de medio siglo, y ahora se recupera ese sello de identidad tan característico que tenía Olocau. ¿Ve a los jóvenes implicados y a todas las personas, en definitiva, que colaboran porque todo esto hubiese sido posible?.

Respuesta: Tengo que decir que la banda sin el entusiasmo y muchísimo trabajo, no solo musical pero también administrativo y sobre todo creativo de los jóvenes de Olocau, sencillamente no seria posible. Tengo que destacar aquí el trabajo de Diana y Adrià Berga, que se preocupan de prácticamente todo, desde el repertorio hasta encontrar un local de ensayos adecuado, pasando por reclutar a amigos cuando nos faltan instrumentistas, encontrar partituras, y seguramente estoy olvidando mucho más. Los otros músicos aportan su entusiasmo y en muchos casos una larga y preciosa experiencia. También quería mencionar a mi pareja Laurent, quien organiza toda la sección de percusión de la banda, ahí tenemos más niños y los percusionistas más experimentados no pueden venir a todos los ensayos. Además, y eso es lo más importante, los vecinos de Olocau están muy ilusionados, desde el primer momento teníamos un apoyo incondicional del pueblo. Y las ganas de colaborar y participar eran tan grandes, que inmediatamente después de la banda se formó también un coro para poder cantar con nosotros el Himno de Olocau o los villancicos. Es una sensación muy fuerte y muy bonita.


Pregunta: Diferentes miembros y componentes de la Banda de Música tienen edades dispares. Para formar parte de ella y ser un integrante más de la misma, no hay una edad específica, ¿verdad? ¿De cuántos miembros se compone "La Melodía" entre chicos y chicas?.

Respuesta: En el ultimo concierto la banda tenia 29 miembros, la edad era entre 7 y 60 años. Los más mayores ayudan a los más pequeños, realmente ya no somos ni jóvenes ni viejos, ni chicas ni chicos, somos todos músicos que se apoyan mutuamente. Eso me recuerda una experiencia que tuve durante un viaje a Indonesia: por casualidad pude asistir una vez a un ensayo de Gamelan, conjunto de percusiones donde tocan en general 10-20 personas. Había solo cuatro hombres que ensayaban algo, y llegaron tres niños muy pequeños, apenas sabían caminar, y empezaron a jugar con los instrumentos. Los músicos no se enfadaron como hubiera pensado yo, enseñaron a los niños como se tocan los instrumentos más fáciles con un ritmo básico, y los dejaron tocar con ellos. ¡Como aprendizaje musical me parece ideal! Por aquí en las bandas hay un sistema similar, aunque mucho más organizado. Pero el hecho de integrar a niños me parece muy sano si queremos una banda que dure.


Entrevista a Clara Novakova


Pregunta: ¿Todos los componentes de "La Melodía" tienen que ser de Olocau o cualquier persona puede participar en ella? ¿Qué tendría que hacer una persona que tocara un instrumento y quisiera formar parte de la Banda de Música de Olocau? ¿Y cómo, desde aquí, podría animarles a unirse?.

Respuesta: Hay muy pocos músicos de la banda que vivimos en Olocau durante toda la semana. Muchos vienen para los fines de semana, lo que tenemos en cuenta para las fechas de los ensayos. Hay también unos niños de Marines, en general todos son bienvenidos. Desde el momento que tocan en la banda, ya están vinculados a Olocau, ¿no?.


Pregunta: De cara al futuro, a medio o largo plazo, ¿la Banda de Música tiene pensado desplazarse a otros municipios a actuar? ¿O se enfoca a interpretar solamente, por ahora, en nuestro pueblo en fiestas y días señalados como hasta ahora?.

Respuesta: A finales de abril vamos a hacer un concierto en conjunto con las bandas de Marines y Gatova, durante las fiestas entorno al 400 Aniversario de la Carta Pobla. Es muy emocionante, son bandas de mucha tradición y excelentes músicos, tendremos que trabajar duro, pero con retos así se va más rápido adelante.


Pregunta: La primera actuación oficial de "La Melodía" tuvo lugar en la Iglesia Nuestra Señora del Rosario de Olocau el día de la Constitución el pasado día 6 de diciembre de 2010, ¿cómo os fue particularmente esa primera toma de contacto y cómo acogieron el concierto los vecinos y vecinas de Olocau?.

Respuesta: Sí, aunque el primer concierto fue ya el 30 de julio de 2010, en el patio de la Casa de la Señoría. Fue un gran momento, por lo menos así lo hemos vivido todos, creo que puedo decirlo, de una manera muy intensa. Aunque por razones de coordinación lo hicimos muy pronto por la tarde, con el sol ardiendo, el publico era numerosísimo, y con una enorme ilusión y expectativa. Yo lo recuerdo como un gran éxito, probablemente no era musicalmente perfecto, ¡pero a nivel de emoción estábamos a tope! El concierto culminó con el Himno de Olocau con el grupo de canto que se constituyó poco antes. Pude ver a alguna gente llorando... ¿qué más se puede pedir?.


Entrevista a Clara Novakova


Pregunta: Usted ha sido una persona que ha viajado mucho a lo largo de su vida por diferentes países de Europa y el Mundo: Realizó sus estudios en Italia y en la Hochshule für Musik de Sttugart en Alemania, incorporándose más tarde en el Conservatorio Nacional Superior de París, así como también ha ganado muchos premios y distinciones a nivel internacional, como el Premier Prix à l'unanimité en París en 1988, o siendo laureada en Ancona, Palmi o Stresa, o ganando el prestigioso Pro Musicis Award en 1995, debutando así en el Carnegie Hall de Nueva York. También ha actuado en el Town Hall de Hong Kong, o impartiendo clases en la República Checa, en Colombia o Corea del Sur. Ha participado en diversas grabaciones de CD's con diferentes personalidades y también ha grabado sus propios álbumes, como su CD dedicado a la música de Camille Saint-Saëns, por lo que fue recompensada con el Diapason d'Or de la prensa francesa. Por todo ello, ¿cuáles son sus planes para el presente y de cara al futuro?.

Respuesta: Este año se presenta mucho más tranquilo que el pasado, cuando tuve que viajar lejos, como a China o a México, por conciertos o siendo parte de un tribunal en concursos internacionales. Viajaré un poco a Chequia y a Francia para unos conciertos, sigo colaborando en música contemporánea con el Smash Ensemble de Salamanca y el grupo checo Prague Modern, y también con el Trio Prisma, que se presentó en Olocau este verano. Estoy contenta por poder quedarme más por aquí este año con mi familia y desarrollando más mis actividades pedagógicas.


Pregunta: Actualmente se ha instalado en nuestra Villa, ¿por qué eligió Olocau para residir? ¿Ya lo conocía anteriormente o tenía conocimiento del mismo? ¿Qué le enamoró para quedarse aquí?.

Respuesta: Hemos venido vivir a Olocau directamente desde el centro de París. ¡Menudo cambio! Lo primero que golpea al visitante que llega es seguramente la naturaleza, y el sitio que los pobladores árabes escogieron, pienso que no podía ser mejor. La imponente Peña de Ali Maimo que lo domina y protege al mismo tiempo, la sierra que la rodea, el barranco que suaviza la dureza de las rocas, todo da una sensación de estar lejos de la ciudad, y de la vida estresante. Y además, he pasado toda mi infancia en Italia en un clima muy semejante, con palmeras y olivos, y descubrir Olocau era en cierto sentido como volver a casa. Y después, está la gente. Nunca he vivido en un pueblo tan pequeño, y esta calidad de vida, el hecho de vivir en una comunidad, con sus conflictos, sus preocupaciones pero también sus fiestas, es realmente una nueva experiencia para mí, y es un gran gozo. Me siento muy afortunada viviendo en Olocau, y he tenido mucha suerte en encontrar a personas que considero como amigos cercanos o familia.


Pregunta: Ha tenido el privilegio de poder interpretar y tocar sus canciones en diferentes conciertos en nuestro pueblo, tanto en la Iglesia de Olocau como varias veces en la Casa de la Señoría, pero, ¿qué lugares dentro de nuestro término municipal en Olocau le gusta visitar o siente algo especial para inspirarse para interpretar su música?.

Respuesta: Hay muchos lugares que me encantan por aquí, y además una flauta es muy fácil de transportar. Empezando por el pueblo, el lavadero es un lugar excepcional, lo hemos comprobado en un concierto de flautas y cello, donde tocaron alumnas mías y una alumna de Adrian van Dongen, un amigo violoncellista de Gilet. El juego del sonido, de la luz del sol y los reflejos en el agua es una mezcla muy mágica. Sueño con organizar un pequeño festival en ese sitio. Las dos fuentes más cercanas, de la Salut y del Frare, son lugares donde todo es posible, la explanada de la fuente de la Salut podría hasta acoger un grupo de Jazz o de baile, lo puedo imaginar muy bien, con guirnaldas de luz y el sonido que corre por el valle de noche, y la gente bailando y disfrutando... La fuente de Sentig es seguramente el lugar más mágico que conozco por aquí, fresco en el verano más caluroso, que tiene un ambiente muy, muy especial. Tan mágico es, que no sé si me atrevería a molestar la paz de unos antiguos dioses que seguramente se hallan ahí desde tiempos innombrables.


Entrevista a Clara Novakova


Pregunta: Clara, gracias por conceder a Olocau.BIZ esta entrevista y dejar que todos los vecinos y vecinas de Olocau puedan conocer mejor tanto su lado personal como su labor profesional en Olocau y fuera del pueblo, así como de la propia banda vista desde dentro, y lo mucho que les ha costado y les está costando en el día a día seguir adelante, siempre con empeño, fuerza de voluntad e ilusión. Le deseamos a usted y a la Banda de Música de Olocau y a todos los miembros que la componen, suerte y los mejores éxitos. Muchas gracias.

Respuesta: Gracias a Olocau.BIZ, me parece una idea maravillosa el tener una web dedicada a Olocau, donde todos puedan expresarse. ¡Este es realmente un pueblo de lujo!.