Ruta por el Rodeno

Rodeno

Ruta: Rodeno.
Longitud: 11,6 km.
Dificultad: Media.
Desnivel: 260 m.
Duración: 3 - 4 h.

El inicio de esta ruta parte de la misma población de Olocau, concretamente desde la Fuente de la Carrasca, junto al Polideportivo. Esta fuente se encuentra ubicada en la misma salida de la población al lado de la carretera CV-25 dirección Gátova.

1ª Parada. Collado de la Terreta Blanca.

Durante el ascenso por el camino de la Terreta Blanca observamos la transición del color rojo al blanco, pasando de un suelo de rodeno (rojo) a un suelo calizo (blanco). Este cambio en la composición del sustrato producirá también cambios en la vegetación, pues hay especies más adaptadas a vivir en suelos ácidos como el rodeno y otras a desarrollarse en suelos más básicos, como el terreno calizo.

Nos detendremos en el collado de Terreta Blanca y desde allí la vista se pasea por la Vall de la Quebrantà del Coixo. El fondo del valle es principalmente agrícola, mientras que a la derecha del camino destaca vegetación forestal, siendo la especie dominante el pino blanco (Pinus halepensis) que ha prosperado sobre antiguas zonas de cultivo de secano. Al llegar arriba hay un cruce donde nosotros hemos de coger el camino de la derecha.

2ª Parada. Aljibe del Castillo del Real.

Llegaremos a un cruce donde hay un camino que se desvía a nuestra izquierda, ese camino va hacia el Castillo del Real, nosotros hemos de continuar rectos por el camino de la Canyaeta de Xavielet y enseguida pasaremos cerca de un aljibe, una construcción antigua de piedra seca destinada al almacenamiento de agua de lluvia.

3ª Parada Canyaeta de Xavielet.

Siguiendo nuestro camino encontraremos la vegetación más interesante de todo el recorrido por la dificultad que supone encontrar en la Sierra Calderona manchas relictas de alcornoques.

Este árbol ha sido muy apreciado por la extracción tradicional de su corteza: el corcho. Además esta gruesa corteza proporciona al alcornoque (Quercus suber) una gran resistencia contra los incendios, permitiéndole rebrotar de copa y acelerando de ese modo la recuperación después de cualquier incendio.

Después de más de treinta años sin intervención humana en estas montañas, se nota el avance de las formaciones vegetales propias del territorio, donde destacan, además del pino rodeno (Pinus pinaster) y el alcornoque (Quercus suber), el aladierno (Rhamnus alaternus), el torbisco o matapoll (Daphne gnidium) y la cornicabra o terebinto (Pistacea terebintus). También son frecuentes lianas como zarzaparrilla (Smilax aspera) y la madreselva (Lonicera implexa).

4ª Parada. La Font del Frare.

Una vez pasada la Canyaeta de Xavielet, seguiremos con nuestro camino y llegaremos a otro cruce de cuatro caminos, nosotros giraremos a la derecha donde habrá un descenso hasta llegar a la Font del Frare. Esta fuente fue construida, como lee la inscripción, por el Conde Diego de Fenollet en el s. XVIII. En el fondo del barranco próximo encontramos especies como el mirto (Myrtus commnunis), el lentisco (Pistacea lentiscus) y la zarzamora (Rubus ulmifolius). La exuberancia y frescura de la vegetación nos recuerda que la humedad es una de las condiciones más adecuadas para su desarrollo.