Ruta por la Font del Frare

Font del Frare

Ruta: Font del Frare.
Longitud: 1,1 km.
Desnivel: 50 m.
Dificultad: Baja.
Duración: 1 h.

Situados en la Plaza Mayor, seguiremos la Calle Mayor y llegaremos al parque municipal de la Carrasca, ahora buscáis la Avenida de la Font del Frare y seguís hasta llegar a los jardines del Arquet.

1ª Parada. El Arquet.

EL Arquet es un acueducto que parece ser de origen romano y que recogía el agua del barranco del Carraixet, en la partida del Alcalá, y la conducía al lugar donde está la torre y la Casa de la Señoría en el pueblo. Restos de esta construcción son la acequia cortada en la roca y el muro del Alcalá, los restos de otro arco al barranco dels Lladres y de una balsa en la casa de la Señoría. Siguiendo el camino, dejaréis a la izquierda la calle de Ausias March y, poco a poco, entre viejos algarrobos llegaréis a la fonteta de la Cava.

2ª Parada. La Cava.

El nombre nos recuerda que su agua recorre lo largo de una mina subterránea construida artificialmente, también conocida como cava. Arriba de esta fuente hay una peña de colores rojizos, la Penyeta Roja, donde se conserva un poblado del Bronce con restos de una torre y una muralla ciclópea. Cerca de ella, una cueva sepulcral del Neolítico es uno de los rastros humanos más antiguos del poblamiento del Camp de Turia.

A la derecha del camino, vemos entre algarrobos el barranco de la Font del Frare, con buenas matas de mirto, Myrtus communis, y entre los algarrobos y la costera de pinos podemos ver muchas matas de espantalobos, Cuutea arborescens, planta que produce el efecto de un sonajero, cuando el viento mueve el fruto de sus ramas.

Fijaos como crecen los pinos en esta cuesta que en el año 60 aun estaba toda ella plantada de algarrobos y había una viña en la parte más alta. Ahora, todo es un recuerdo y la naturaleza regresa a conquistar aquello que el hombre ha abandonado.

3ª Parada. La Font del Frare o de San Diego.

Finalmente, en medio del valle y entre montañas cortadas a pico y anchos algarrobos centenarios, vemos la fuente, dedicada a San Diego, por el quinto conde de Olocau, Diego Manuel de Fenollet, que mando construir su camino y la fuente en 1796. La fuente se abre con un círculo donde hay un retablo cerámico de San Diego y una lápida que recuerda al noble que mandó su construcción. En los laterales de este círculo había dos bancos de piedra, uno de los cuales desapareció en una riada y el otro aún está. El lugar muestra la gracia de las construcciones del s. XVIII, inspiradas en el pensamiento ilustrado del que formaban parte los nobles Fenollet. La familia condal y especialmente la condesa Simforosa Encrespé de Valldaura, escogieron este rincón para pasear durante sus estancias veraniegas en Olocau.

4ª Parada. La Quebrantà del Frare.

Arriba de la Fuente, siguiendo el camino que de Olocau lleva a la masía de Tristán, a la derecha hay un amontonamiento de rocas, es la Quebrantà del Frare, un desmoronamiento del terreno donde las peñas y grandes rocas forman una especie de pasadizo donde se abren agujeros y simas. Al otro lado, la Cueva del Cego nos recuerda a un personaje olocauino que se quedó ciego a los seis años, y recorría todos estos sitios y la cueva la solía usar muchas veces para dormir allí.