José Agustín Agustí Sanchis, Raquel Alambiaga Zurriaga y Daniel Calvo Zurriaga

Entrevista a José Agustín Agustí Sanchis, Raquel Alambiaga Zurriaga y Daniel Calvo Zurriaga

Pregunta: Desde la comarca del Camp del Turia en pleno corazón de la Sierra Calderona a unos 30 Km de Valencia os damos la bienvenida a un nuevo recorrido por la vida cotidiana. Bienvenidos a Olocau. Desde Historia de un Futuro os saluda Pilar Paneque. Comenzamos.


PUBLICIDAD


Pregunta: Como os decíamos, aquí estamos un martes más desde Historia de un Futuro en la 97.7. Nos encontramos hoy sólo a 30 Km de Valencia, concretamente en Olocau, en plena naturaleza, damos fe porque nada más llegar nuestros pulmones lo han agradecido, aire puro a raudales. Hoy queremos conocer y que conozcais este pequeño municipio de unos 1200 habitantes y como siempre lo vamos a hacer de la mano de su Alcalde, D. José Agustín Agustí Sanchis. Buenas tardes. Creo que antes me ha reñido por hablarle de usted, bueno, le pido permiso públicamente para hablarle de tú. Él pertenece al Partido Socialista Obrero Español y es Alcalde de Olocau desde el año 1987 y empezó cuando el municipio contaba con tan sólo la mitad de habitantes, unos 600. Ha crecido mucho.

José Agustín Agustí Sanchis: Sí, ha crecido, pero no el crecimiento que de alguna manera hubieramos querido, pero sí un crecimiento de acuerdo con las pretensiones que quería el municipio. El municipio de Olocau de alguna forma tiene unas caracteristicas de 1200 habitantes en estos momentos, aunque en verano y en etapas puntuales del año llegamos a ser 12000 o 13000 habitantes. Esto es debido a que efectivamente hay urbanizaciones o segundas residencias, en el número de unos 4000 habitaculos, si cuentas a dos o tres personas por habitáculo te da las cifra que estamos hablando.


Pregunta: Y por algo vendran ¿no? Algo tendrá Olocau que no tengan otros sitios para que se llene tanto.

José Agustín Agustí Sanchis: Yo te diria que Olocau es lo mejor que tenemos en Europa. Y cuando lo digo es que se puede demostrar. Es decir, nosotros no podemos ofrecer ni cines, ni l'Hemisferic, ni cosas de estas, ahora, tampoco podemos quitar el término, el paisaje y la climatologia. Y para mi eso es más importante que a veces lo otro.


Pregunta: El entorno paisajistico lo hemos visto y es inmejorable. ¿Van a embotellar el aire para que nos lo llevemos a la ciudad?

José Agustín Agustí Sanchis: Ojala pudieramos embotellarlo y cobrarlo como estan cobrando otras cosas.


Pregunta: Ya nos quiere cobrar y todo, pero nos regalaría una botella ...

José Agustín Agustí Sanchis: Por supuesto, el aire es patrimonio de todos y todo lo que está alrededor se debe de disfrutar por todos.


Pregunta: De todas formar señor Alcalde, pese a ese cuidado que tienen con la naturaleza por sus paisajes, como debe ser, no carecen ustedes de una zona industrial como tengo entendido en Olocau.

José Agustín Agustí Sanchis: No tenemos zona industrial.


Pregunta: ¿No tienen?.

José Agustín Agustí Sanchis: No tenemos zona industrial.


Pregunta: ¿Pero tienen proyecto?.

José Agustín Agustí Sanchis: Sí, pero nuestro proyecto y nuestra industria va a ser el medio.


Pregunta: ¿El medio? Cuenteme, ¿turismo rural?.

José Agustín Agustí Sanchis: Turismo rural y todas aquellas actividades que conlleven al mantenimiento y a la protección de la naturaleza.


Pregunta: Van a hacer para ello algún tipo de casa ...

José Agustín Agustí Sanchis: Todo lo posible para potenciar el turismo rural y aquellos sitios que tenemos dentro de un espacio desenrollarlos, no queremos cemento, sino lo que haga falta, pero creo que, muy racional y siempre con mucho respeto a lo que tenemos.


Pregunta: Porque Olocau sigue siendo agricola, pese a lo dificil que esta hoy en día.

José Agustín Agustí Sanchis: Dificil no, insoportable.


Pregunta: Pero ustedes resisten.

José Agustín Agustí Sanchis: Sí, es que no nos queda otro remedio más que mantener, por eso de alguna manera en esa ilusión y en esa pretensión de mantener lo agricola queremos ofrecer aquello que nos ofrece el terreno: El paisaje, la agricultura o todo aquello que conlleve.


Pregunta: O sea que ustedes prefieren vivir con calidad de vida antes que no sé, ampliar su ...

José Agustín Agustí Sanchis: No, por supuesto que el pueblo se tiene que ampliar, por supuesto que hay urbanizaciones, pero en una medida justa. Es más importante el ver un lugar totalmente en contrucción que no ver una gran masificación. Todo cabe en el término de Olocau, pero de una forma muy racional. No me parece bien que alrededor del pueblo vayan a hacer un número de viviendas, aquellas que podamos soportar. No estar nunca por encima de las posibilidades. Sí que sería partidario de otros sitios hacer otro tipo de desarrollo, en lo que es el casco municipal o el caso urbano, a quien le pese, mantenerlos al 100%, ampliando sí, pero sin perder la esencia. Prefiero ver la Peña que una torre de edificios.


Pregunta: Sí, sí, yo me sumo, y aunque no soy de aquí, es que ha sido bajar del coche y notar ese aire.

José Agustín Agustí Sanchis: Tambien soy consciente que efectivamente hay que ir a nuevas construcciones, a nuevos planteamientos, pero vuelvo a repetir, siempre dentro de lo que nos identifica. Nosotros no podemos hacer más de lo que tenemos, y lo que tenemos es el paisaje. Si eso nos lo cargamos, tendremos que vender cajas de tabaco.


Pregunta: Creo que para esos proyectos que tienen, el desarrollo sostenible, esa industria compatible con el entorno necesitan ustedes iniciativas privadas.

José Agustín Agustí Sanchis: Efectivamente. Las privadas de alguna manera, yo creo que dentro de algún hecho lo que buscan es tener una rentabilidad totalmente aplaudible, yo no estoy en contra que tenga rentabilidad, pero eso muchas veces los pueblos cuando marcan un camino o una ruta si no hay una cosa más gastadora, las inversiones son aquellas cosas que llegan. Entonces, tenemos que ir con recursos propios que son muy pocos, si encima de eso, la administración las carencias que tenemos tampoco las lleva a cabo o tampoco se hace cargo de ellas pues imaginate, el pueblo va poco a poco. No como quisieramos. Si tuvieramos en el Ayuntamiento una varita mágica para poder decir eso tenemos y eso queremos estaría bien. Pero tenemos que contar con las pocas subvenciones que nos llegan ya que no hay dinero ni en la Administración ni en el Ayuntamiento, y las inversiones privadas vayan posiblemente a aquellos sitios que tengan mucha más rentabilidad. Pero todo llegará. Y cuando llegue sí que pediria que fueran consecuentes y respetuosos en lo que tenemos. Hay sitio para hacer viviendas, hotel, casas, pero para qué quiero yo tener tantas casas y viviendas si después no tengo como tú dices, para respirar el aire. Si falta el aire, calidad de vida sí, muchas autopistas, un aeropuerto, un puerto de mar ahí en el barranco. Muchas veces cuando alguien te dice, es que Olocau tendría que ir mucho más para adelante, sí, mucho más para adelante, ¿con qué medios? Es muy fácil. Yo no tengo inconveniente en que encima de un sitio se haga un hotel o se haga lo que se quiera hacer, si eso comportara beneficio al pueblo habria que estudiarlo, pero te digo una cosa tambien hay que estudiarlo e hipotecar el futuro.


Pregunta: O sea hacer un balance entre el beneficio y el posible prejuicio.

José Agustín Agustí Sanchis: Hay que buscar un equilibrio. Y si muchas veces nos quedamos parados pues habrá que ver sino se vende el futuro. Lo que hay que ser es más respetuoso, y esa valoración alguien no la va a compartir, cosa que respeto, pero de momento es la idea que tenemos. Estamos abiertos a cualquier tipo de iniciativa, pública o privada, pero iniciativas que se hagan acordes a lo que somos. Si aquí se quiere hacer una industria quimica, males tendríamos, pero si quisieramos tener aquí 10000 viviendas mañana las tendriamos. Por tanto, menos polígonos industriales, que hace falta para que la gente trabaje, pero la industria es el turismo en este caso. Si dicen que hay que hacer viviendas por supuesto que se harán, pero siempre dentro de un control. El otro día hablando, es que campos de golf, ni estoy a favor ni estoy en contra, si el pueblo quiere campo de golf, prefiero antes un campo de golf que no hacer 10000 viviendas. Y rentabilidad seria la misma. El deseo de Olocau debe ser en aumentar la población, en aumentar sus viviendas, pero de una forma controlada. Y tenemos que tener en cuenta que gran parte del término está dentro de la Sierra Calderona. Pero también exigimos a la Administración que lo que nosotros protegemos, lo primero que hay que proteger es a los ciudadanos. Es muy bonito proteger al medio, un árbol o lo que sea, pero si nosotros no podemos vivir, mal podemos hacer para que se proteja. Olocau tiene terreno para todo, para viviendas y para lo que queremos hacer, para industrias, pero lo que hay que conservar hay que conservarlo pese a quien le pese. Después, la Administración se tiene que implicar para que aquello que nosotros no podemos desarrollar puesto que estamos dentro de un parque natural, la Administración que nos conpense indirectamente de algo. ¿Por qué? Porque si nadie conserva nada, nunca tendremos nada. Por lo tanto si a nosotros nos ha tocado la suerte o la desgracia, yo creo que la suerte, de tener un parque natural y vosotros podeis venir a disfrutarlo, hombre, alguna conpensación tendremos que tener. Por lo menos la conpensación de vuestra visita. Pero encima de eso, el pueblo no come de las visitas, come de otras cosas.


Pregunta: Exacto, porque el pueblo quiere proteger esa zona, pero tiene que vivir tambien.

José Agustín Agustí Sanchis: Claro, tiene que vivir, por eso hoy en día hay medios para que puedan desarrollarse nuevas cosas el vivir y la protección. Y no todo es hacer fabricas. Que son importantes, son necesarias, pero mejor fabrica que haga aire puro.


Pregunta: Que no le he preguntado nada sobre su vida personal Alcalde, hemos ido directo, pero bueno, yo sé que usted está prejuvilado, lo dejamos claro, es usted un hombre joven todavia, y antes usted se dedicaba a la Banca, o sea que sabe usted mucho de números.

José Agustín Agustí Sanchis: Pues no, pero siempre hay que aprender de algo.


Pregunta: Bueno y usted Alcalde, tengo entendido que no tiene la intención de ser de nuevo Alcalde, pero lo reclama el pueblo.

José Agustín Agustí Sanchis: No, uno nunca sabe si va a repetir o no va a repetir. Yo particularmente no creía que iba a ser Alcalde. Llevo unos cuantos años siendo Alcalde. Si el pueblo cuando me presento vota ...


Pregunta: Son casi 20 años, por algo será.

José Agustín Agustí Sanchis: Cosas buenas, se hacen, cosas malas, tambien se hacen. Pero yo creo que una persona que este delante de un municipio no quiere hacer las cosas mal hechas, todos quieren hacerlas bien, tanto en la oposición como como en el gobierno. Por tanto, cuando yo digo no sé si me volveré a presentar, yo siempre digo, ya veremos, por respeto a nuestros compañeros. Cuando uno lleva tantos años no es que uno se coja a la silla, yo nunca me he cogido a la silla, porque es una cosa que no es mia. Pero sí le tiras afición, y a veces quieres volver a presentarte. Pero por supuesto no estoy encerrado a mantenerme en el puesto ni mucho menos. Hay gente que puede hacer lo que yo o mejor que yo. Ahora hay 2000 recambios, y cualquiera puede cambiar al Alcalde actual y lo hará igual o mejor, por lo menos mejor, peor no lo hará. Por eso te digo, algo bien habré hecho para estar aquí 20 años. Pero ya te digo, no soy yo el que dice si me tengo que volver a presentar o no. En este momento yo te diria, pues no, pero cuando se acerca el momento pues me presento. Y si mis compañeros me vuelven a elegir, por mucho que le pese a alguno.


Pregunta: Ha alzado la voz, eso hay que recalcarlo.

José Agustín Agustí Sanchis: Estoy dispuesto y abierto a cualquier sugerencia. Yo creo que una persona a pesar de los años que llevamos, yo no me encuentro cansado de ser Alcalde, porque el día que yo no tuviera ilusión, ganas no habría que me lo dijera alguien, yo me iria a casa.


Pregunta: Eso es básico, para dedicarse a algo tan duro como es la politica y ser la cabeza visible de un municipio, hace falta ilusión.

José Agustín Agustí Sanchis: Sí, mucha ilusión y ser al final masoquista o tonto.


Pregunta: No, hombre no.

José Agustín Agustí Sanchis: Es muy fácil ser Alcalde de un pueblo grande porque de alguna manera tu tienes todo regidores, que yo no tengo duda de ninguno de los mios. Tienes 14 asesores y el ciudadano no llega a ti, o cuando llega, llega con grandes ceremoniales. Pero el Alcalde de un pueblo lo bueno que tiene es que un vecino en cualquier momento en cualquier hora del día te puede decir el mal que tiene de morir, y te expresa su preocupación. Y eso tambien es una ventaja. Es lo bueno que tiene ser Alcalde de un pueblo pequeño, porque eres Alcalde de todo, porque la gente a veces te cuenta problemas que no son agradables aunque no te importen casi nada, sí que valoras que tienen confianza contigo para que te lo cuenten. Y sólo por eso vale la pena ser Alcalde de un pueblo pequeño.


Pregunta: Eso le dará la oportunidad de conocer de tú a tú a todos los ciudadanos.

José Agustín Agustí Sanchis: Afortunadamente sí. Pero eso va en detrimento que te dediques las 24 horas al servicio de los ciudadanos.


Pregunta: Hay que tener vocación como los curas, si me permite la comparación.

José Agustín Agustí Sanchis: El cura tiene una vocación como la que puede tener el Alcade. El cura tiene que tener una entrega hacia los demás. Pero el cura termina la misa y se ha acabado, y el Alcalde no acaba la misa, cuando termina la misa vienen otras cosas, y tiene que llevarse los problemas muchas veces a casa, y tengo que decir una cosa que yo creo que de alguna manera, cuando decía que en un pueblo grande es más fácil ser Alcalde, quería decir que es menos complicado, porque aquí tú juegas con los sentimientos de la gente, y en una capital o en una ciudad grande, posiblemente el Alcalde o el Concejal no conozca ese sentimiento. Entonces es muy dificil cuando tienes que decir que no. No se lo estás diciendo, por la cual cosa, no se espera el no, y entonces, es mucho más duro. No es lo mismo decirle a un hijo, no te doy de comer, que decirselo a uno que no conoces. Al final es lo mismo, ninguno de los dos come, pero el hijo, es tu hijo, y los vecinos de un pueblo pequeño son vecinos tuyos, son amigos, son vecinos. En un pueblo grande, posiblemente se mire más los partidos. No quiero decir que haya más competencia en un sitio o en otro. Si yo te dijera, para mí, todos son iguales, usted me diría, está diciendo usted una tonteria. No, yo creo que el Alcalde cuando es Alcalde, es Alcalde de todos, independientemente del partido político, porque muy posiblemente tenga familiares en un partido o en otro. Pero que al final no es el partido en sí, es la persona. Y la persona, en el pueblo la conoces, y en una ciudad no la conoces. Pero el día que yo no tenga ilusión, el día que no tenga vocación, me lo plantearé, pero de momento tengo mucha ilusión y demasiada vocación.


Pregunta: Bueno Alcalde eso está muy bien. Nos vamos a quedar con eso en esta primera pausa y vamos a escuchar nuestros patrocinadores y enseguida volvemos hablando de Olocau, de su patrimonio, de sus fiestas, y como no, de su entorno envidiable.


PUBLICIDAD


Pregunta: Cotinuamos en la 97.7, en Historia de un Futuro, hoy en Olocau, en plena Sierra Calderona, hablando de sus excelencias naturales y tambien culturales. Para ello tenemos un par de contertulios más, ella es Raquel Alambiaga Zurriaga, concejala de Educación, Cultura y Medio Ambiente. Buenas tardes y bienvenida. Entre otras cosas, nos va a hablar del patrimonio de Olocau.

Raquel Alambiaga Zurriaga: Hola buenas tardes. Sí, en principio tenemos la Casa de la Señoría, que es El Castell, como lo conoce la gente de Olocau. Es una casa solariega con una torre más antigua. Ha tenido diversas restauraciones y en un principio era la casa del señor feudal. Después pasó a manos de los apoderados, de las personas que llevaban las tierras, y al final las han heredado los descendientes de estas personas. En Noviembre del 1998, la casa estaba muy deteriorada, los propietarios de ese momento no podían con la restauración y el Ayuntamiento decidió comprarla para recuperarla como patrimonio del pueblo.


Pregunta: ¿Y qué se hace ahora mismo allí? ¿Se tiene como un museo?.

Raquel Alambiaga Zurriaga: En un principio aún no. Se está acabando de restaurar porque la rehabilitación es muy costosa, se tiene que hacer a base de subvenciones, y las subvenciones tardan en llegar. Pero ya se ha hecho alguna actuación y de momento se hacen exposiciones en verano y conciertos en el patio de la casa, se hacen conciertos de música clásica, música de cámara, grupos de cuatro o cinco personas, de viento, de cuerda. Y exposiciones, este año, en el 2005, hicimos una exposición de restos ibéricos que se encontraron en el Puntal dels Llops y que normalmente se encuentran en el museo de Prehistoria de la Diputación. Se hizo también una exposición de cosas que hacen la gente del pueblo, que pinta, cerámica y algunas cosas más. Bien, en un principio la idea es convertirlo en un museo etnologico, cuando este acabado de restarurar y hacer actividades culturales.


Pregunta: Entonces en Olocau hay suficientes restos tanto ibéricos como romanos para hacer un museo etnológico. Entonces todo es cuestión de que llegue ese dinero. No faltan ganas ni mucho menos por parte del municipio. ¿Y qué más podemos hablar de la cultura de Olocau? A parte de esos conciertos estupendos, ¿algo más que nos aconsejes para venir a conocer en Olocau?.

Raquel Alambiaga Zurriaga: Bueno, a parte se hacen talleres para la gente del pueblo y después en cuanto al medio ambiente tenemos rutas, sendas por el pueblo que son bastante atractivas. Tenemos varios folletos editados. Intentaremos editar más. Y nada, invitar a la gente a que venga a pasear y para que vean lo que tenemos.


Pregunta: Entonces hay rutas trazadas por la montaña ¿no? Y, ¿hay posibilidad de llevar algún guía o son para hacerlas solos?.

Raquel Alambiaga Zurriaga: En principio no. Son para hacerlas solos, porque tampoco son muy largas, no son dificiles. Una de ellas tambien es a unos restos de una contrucción que tambien pertenecia al señor feudal que es un castillo que está entre los términos de Olocau y Marines, y que tambien se puede visitar, aunque solo quedan cuatro paredes.


Pregunta: Pues esperemos Raquel que todos estos proyectos culturales de restauración se lleven a buen término. Gracias por tu participación y en estos momentos pasamos a tu compañero Daniel Calvo Zurriaga que es concejal de Juventud, Deportes, Fiestas y Agricultura. Buenas tardes y bienvenido.

Daniel Calvo Zurriaga: Hola buenas tardes Pilar y a todos los oyentes de la 97.7.


Pregunta: Pues muchas gracias. Gracias por dedicarnos vuestro tiempo que imagino que con tantísimas concejalias estarás super ocupado, igual que Raquel, pero habéis hecho un huequecito.

Daniel Calvo Zurriaga: Bueno pues sí, al ser un Ayuntamiento de sólo siete concejales pues la áreas se multiplican, porque las áreas son las mismas. En un Ayuntamiento pequeño como es el de Olocau donde hay siete concejales, por el volumen de población, es muy diferente de por ejemplo un Ayuntamiento grande que puede tener veinte o veinticinco concejales, como podía ser una gran ciudad. Y claro, se nos multiplican las áreas y por consiguiente se nos multiplica el trabajo.


Pregunta: Como decía el Alcalde antes, cuánto más grande es el municipio más gente, no es que seáis menos válido, todo lo contrario, porque si haceis tantas cosas, sois tan polifacéticos por algo será.

Daniel Calvo Zurriaga: Claro, es una tarea multifuncional y en este caso yo llevo la concejalía de Juventud, Deportes, Fiestas y no nos queda más remedio que interrelacionarlo todo, es decir, en fiestas proponer muchos actos para la juventud. En todo el tema de deportes también cuadrarlo todo, los eventos que podemos hacer aquí en Olocau, sobre todo en época estival, que es cuando más gente hay. Pero en definitiva creo que vamos sacando los proyectos adelante que es lo que interesa y lo que tambien le interesa a la gente y al conjunto de todos los visitantes que vienen por aquí, por Olocau.


Pregunta: Además Daniel, tu eres muy joven, o al menos así me lo parece.

Daniel Calvo Zurriaga: Bueno, eso es porque tú me ves con buenos ojos, Pilar. Tengo 35 años.


Pregunta: No es que seas mayor con esa edad, pero te puedo asegurar que aparentas muchos menos.

Daniel Calvo Zurriaga: Te lo agradezco, siempre son bienvenidas esas palabras.


Pregunta: ¿Eso es el agua de Olocau y el aire? Que me vengo aquí a vivir ya.

Daniel Calvo Zurriaga: Pues debe ser, además ahora decían de embotellar el aire, y sí, parece ser que se pueden comprar emanaciones.


Pregunta: ¿Emanaciones?

Daniel Calvo Zurriaga: Sí, en el tema bursatil creo que ya es posible. Bueno, no me hagas mucho caso. Hay la posibilidad de comprar emanaciones, bueno, ya te digo, no sé muy bien lo que te estoy diciendo, pero algo me suena de que se pueda comprar emanaciones.


Pregunta: Bueno, venga Daniel, cuentanos algo sobre esas fiestas en Olocau.

Daniel Calvo Zurriaga: Mira, próximamente ya en enero tenemos las fiestas de San Antonio, que, pese a no ser patrón de Olocau se le considera como tal. Es una fiesta muy participativa con mucha devoción por parte de la gente. Es una fiesta que siempre tiene los llamados clavarios, y si algún año no aparecen clavarios, el Ayuntamiento hace esfuerzos para que se mantenga la fiesta, ya que es una fiesta ancestral, de las más antiguas que conoce Olocau. También están las fiestas de agosto, que son unas fiestas digamos del patrón, de San Roque, patrón de Olocau, que junto con la Vírgen de Agosto, hacemos la segunda semana de agosto las fiestas patronales, dirigidas a la gente de Olocau y a todos aquellos que nos visitan. Es que Olocau, tiene muchas ventajas, porque está por la autovía de Llíria, autovía de Ademuz, lo ha convertido en un municipio muy apetecible, ya que esto está a 20 minutos de Valencia, se respira aire puro, es el pórtico de la Sierra Calderona en su entrada suroeste. Y claro, esto es lo que ofrecemos. Desde el departamento de agricultura también, la agricultura como todos los sitios, antes era una agricultura de subsistencia, después fue una agricultura que generaba beneficios y ahora es una agricultura que complementa cualquier otro trabajo, ya que no se puede vivir sólo de ésta, a no ser que tengas muchas anegadas. Por tanto, las políticas que llevamos son de apoyo juntamente con las instituciones, la Diputación de Valencia, la Consellería que nos ayudan, que nos gustaría que nos ayudaran mucho más, porque nos ayudan más bien poco, pero lo que puedan ofrecernos desde luego que lo acojemos con mucho agrado.


Pregunta: Bueno pues ahí queda dicho, que seguro que nos oyen Daniel. Y en cuanto a deportes, porque tú eres el concejal de deportes.

Daniel Calvo Zurriaga: Sí. A excepción de la Piscina Municipal y el campo de fútbol, todo lo que es el nuevo complejo polideportivo ha sido una consecución muy importante de estos últimos 15 años, pistas polivalentes de balonmano, fútbol, baloncesto, frontón, que lo acabamos de pintar y de rehabilitar. El campo de fútbol también rehabilitamos los vestuarios, hemos puesto luz artificial. Bueno, y organizamos junto el Club Deportivo Olocau, que es el club que nos representa, pues un torneo de fútbol 7. También desde la concejalía organizamos una escuela de fútbol para niños y para niñas que juegan partidos entre ellos, chicos contra chicas que es un clásico del mes de agosto. En frontenis también hacemos torneos, que participan gente del municipio y de las urbanizaciones, no olvidemos que aquí tenemos cuatro urbanizaciones muy importantes que es lo que genera esa aglomeración urbana de 10.000 habitantes. Estamos encantados de que la gente venga a Olocau, porque Olocau vende naturaleza en estado puro. El gran patrimonio que tiene Olocau es poder vender naturaleza en estado puro a precio de saldo, porque es lo que te puede costar de venir de Valencia a aquí, 20 minutos, así que invitamos a todos los ciudadanos de Valencia y alrededores y a todos los que nos esten oyendo, que vengan a Olocau, que tenemos muchas cosas para ofrecerles.


Pregunta: Pues sí Daniel porque además es una gozada y lo hemos dicho y lo he repetido varias veces a lo largo del programa, pero es verdad, se nota, doy fe que se nota. Ha sido llegar y decir, Dios mío no me acordaba de cómo era el aire puro. Merece mucho la pena. Nos vamos a quedar con ese aire puro, vamos a hacer una brevísima pausa y enseguida seguimos hablando de muchísimas otras cosas aquí, en Olocau. Gracias Daniel por participar. Hasta ahora mismo.


PUBLICIDAD


Pregunta: Seguimos en la 97.7 en Historia de un Futuro, hoy desde Olocau. Una población con un entorno paisajístico natural absolutamente increíble y privilegiado, además de un patrimonio cultural y artístico tambien muy notorio, y unas fiestas estupendas y unos concejales y un Alcalde pues que trabajan mucho por y para el pueblo, aquí los tenemos. Pero pese a todas estas cosas estupendas que tiene Olocau, también le faltan ciertos detalles, ¿verdad Alcalde?

José Agustín Agustí Sanchis: Sí, efectivamente hay cosas que faltan en el pueblo, y cosas que son necesarias y primordiales para el municipio. Yo me quedaría en tres grupos, hay más, pero lo voy a enfocar en estos tres grupos, que son, el tema del transporte.


Pregunta: ¿No hay transporte interurbano?.

José Agustín Agustí Sanchis: No, y el transporte que hay es insuficiente, y que no lleva lo que los vecinos de Olocau se merecen.


Pregunta: Bueno, ¿tampoco hay transporte para ir y venir desde Olocau?.

José Agustín Agustí Sanchis: De Olocau se puede ir hasta Llíria y de Llíria hacia Olocau. Pero un transporte al día, uno por la mañana y otro por la tarde. Totalmente insuficiente. Hace unos años la EMT tenía unos servicios que a mi entender era demasiado servicio, nunca es demasiado, pero hay que ser un poco responsable, y cuando un servicio no es rentable hay que estudiarlo. Nunca se puede dejar a un municipio en carencia de servicios. Sí que es verdad que hoy en día todo el mundo tiene un vehículo, pero hay mucha gente mayor que no tiene vehículo y el transporte público es una obligación que tienen las administraciones. Hay que buscar el transporte público, y en estos momentos el transporte público brilla por su ausencia. Y esto es una reivindicación que yo hago desde aquí y que he hecho muchas veces. Se ha hablado con la Conselleria. No es que sea ya Olocau, es que también son los pueblos que hay alrededor de Olocau, como puede ser Gatova. Yo decía de encerrarme, efectivamente, y estoy dispuesto a encerrarme cuando haga falta. Yo creo que esta línea es deficitaria, pero que la compensen con otras líneas que son más rentables. Yo no quiero un sistema de transporte con un solo autobus, pero sí que quiero una línea con dos autobuses por la mañana y con dos o tres por la tarde.


Pregunta: ¿Cree usted que con eso ya sería?.

José Agustín Agustí Sanchis: Por lo menos ya habría un abanico más amplio para que la gente pudiera utilizar estos servicios. Porque muchas veces uno si tiene que ir al médico, tiene que ir en taxi y eso cuesta dinero, y los ciudadanos son todos de primera, no hay ni de primera ni de segunda. Y en el tema de transporte, posiblemente Olocau no sería de primera, tampoco de segunda, sino de quinta.


Pregunta: Pues dejamos ahí esa reivindicación Alcalde, creo que muy importante, desde luego.

José Agustín Agustí Sanchis: En el tema de la sanidad, efectivamente no me puedo quejar de la sanidad. Tenemos unos servicios sanitarios que cumplen con lo que el pueblo necesita. No el dispensario, el dispensario es un local municipal que se reformó hace 15 años, pero hoy en día es insuficiente. Si hace 20 años eramos 500 habitantes y hoy somos 1200 empatronados, las instalaciones no son las adecuadas.


Pregunta: ¿No se hace un refuerzo de personal?.

José Agustín Agustí Sanchis: Es que el refuerzo se puede hacer en un mes de verano, pero las instalaciones son las mismas. Lo que no puede ser es que el médico este escultando a un paciente y fuera de la sala de espera esten oyendo si ha ganado el Barça o ha perdido el Real Madrid. Hay demasiada aglomeración, muy poco espacio, y no es competencia del Ayuntamiento hacer un nuevo consultorio, es competencia de la administración, de la Generalitat, porque el Ayuntamiento facilitará el terreno, pero de momento estamos en un consultorio totalmente obsoleto. Igual que la escuela. La escuela que se hizo en el año 1950.


Pregunta: Ya han pasado años.

José Agustín Agustí Sanchis: Creo que demasiados años. Si es malo estar en barracones, peor es estar en una escuela que tiene 25 años. Si que tengo que decir que el Ayuntamiento constantemente está invirtiendo en la escuela, pero invertir en una escuela vieja, es como invertir en una casa arreglando goteras, y al día siguiente más goteras. Y nuestros hijos se encuentran en que no tienen ni un comedor, ni ninguna sala optima para hacer cualquier actividad, informática, cualquier actividad. Tenemos una escuela totalmente deficitaria. En Olocau, efectivamente, tenemos lo que tenemos, lo mejor, pero muchas veces los ciudadanos estamos bajo tierra, ¿por qué? Porque transporte, nulo. Sanidad, buenos profesionales, pero instalaciones insuficientes. Escuela, lo mismo. Claro, ¿cómo tiene que ascender la escuela si yo como padre no tengo un comedor. ¿Qué pasa? Efectivamente, los niños hace unos años a comer a casa, pero hoy en día los padres trabajan, las madres trabajan, si no hay un lugar donde puedan comer, los llevan a otro sitio. Escuela pública, sanidad pública, transporte público, pues en Olocau, lo público es a cargo del Ayuntamiento y no a cargo de los que tienen que hacerlo. Y no me estoy quejando de las administraciones, no quiero llorar, llorar no se llora, simplemente lo que quiero es que si los ciudadanos de Valencia son de primera, yo quiero ser de primera, y no de primera especial no, de primera, igual. Y si aquí hay deficiencias, vamos compaginandolas, compartirlas. Lo que no podemos hacer es que aumente el rango de niños en la escuela si no estamos dando un servicio a la escuela. Porque si yo fueran un padre no llevaría a mi hijo al comedor, yo no tengo sanidad porque no hay sitios para poder atenderme, y si vengo a Olocau y no tengo coche privado. Por tanto esas deficiencias sí que son totalmente graves en el municipio.

Daniel Calvo Zurriaga: Porque nosotros Alcalde, tenemos terrenos al lado del polideportivo que es el mejor terreno que podemos ofrecer para que haya una integración en lo que es la cultura, la educación y el deporte, todo junto. Por lo tanto sí que es una deficiencia grave, aparte del consultorio del centro de salud que tanto necesitamos y la mejora en el transporte público interurbano. Lo que es los terrenos para la futura escuela de los niños y niñas de Olocau lo que es tener, los tenemos, sólo faltaría la voluntad política de la Conselleria de Cultura para que nos ayudara en ese proyecto que es hacer una escuela nueva que ya creemos que en 55 años de existencia la que tenemos creemos que ya han cumplido con su papel.


Pregunta: O sea que a ver, Raquel que estás muy callada.

Raquel Alambiaga Zurriaga: Yo creo que tienen razón porque además antes del verano se hizo un informe de las condiciones en la que se encontraba la escuela, incluso el inspector de zona vio las instalaciones y opinó evidentemente que no estaba en buenas condiciones. Y estamos esperando a que la Conselleria nos llamen para decirnos, esperaros un poco, vamos a ver lo que pasa, dónde están los terrenos, para que así puedan ver por ellos mismos como están las instalaciones. Y esto continua deteriorandose, porque como llueve, continuan saliendo goteras, y así estamos. Y los padres y madres al primero que piden ayuda, evidentemente es al Ayuntamiento.

José Agustín Agustí Sanchis: Esto obliga a muchos Ayuntamientos, como es el de Olocau en este caso, a buscar otras fuentes, que a veces son las más recomendadas.


Pregunta: Bueno, bueno Alcalde no nos deje con esa angustia.

José Agustín Agustí Sanchis: No, no angustia no. Si en este momento no tengo posibilidad de tener una escuela nueva, un consultorio nuevo y un transporte adecuado, a través de la propia administración, más cuando estoy ofreciendo a las demás poblaciones el espacio, me obliga a hacer un desembolupamiento urbanístico para poder llevar a cabo todo esto.


Pregunta: Esperemos que eso no ocurra. Seguimos enseguida y le dejo las últimas palabras a usted. Nos quedamos reflexionando esto tan importante que nos ha dicho D. Agustín Agustí, Alcalde de Olocau. Hasta ahora mismo.


PUBLICIDAD


Pregunta: Entramos en la recta final aquí en Historia de un Futuro, hoy desde Olocau, vamos a ir despidiendonos de nuestros contertulios. En primer lugar, la concejala de Educación, Cultura y Medio Ambiente, Raquel Alambiaga Zurriaga, muchísimas gracias por tu intervención. ¿Tienes algo que añadir?.

Raquel Alambiaga Zurriaga: No, sólo gracias por haber venido e invitar a la gente a que nos visite e incluso a que venga a vivir porque es un pueblo muy acogedor, la gente es agradable, y aunque tenemos pocos servicios, poco a poco iremos consiguiendolos y estarán a su disposición.


Pregunta: Muy bien, muchísimas gracias Raquel. Y bueno, aquí un chico concejal de Juventud, Deportes, Fiestas y Agricultura, digo un chico que me va a quitar el puesto en cualquier momento, le vemos que tiene mucha sangre de radio, se le da muy bien Daniel, muchísimas gracias por tu intervención.

Daniel Calvo Zurriaga: Muy bien, muchas gracias a vosotros por haber venido al pueblo, gracias a los oyentes que nos han escuchado e invitarlos ya y decirles que la segunda semana de enero, tenemos la fiesta de San Antonio, la hoguera que es la más grande que se hace en la Comunidad Valenciana, porque la de Canals es la más alta, pero la que pesa más en toneladas es la de Olocau. Invitarlos para que vengan la segunda semana de enero y nada más, decirles que el pueblo les espera y vale mucho la pena que vengan a pasar un día en Olocau, porque se encontraran con cosas muy buenas. Muchas gracias.


Pregunta: Muchas gracias Daniel. Y bueno, el Sr. Alcalde, D. Agustín Agustí Sanchís, ¿qué tenemos que añadir para terminar?.

José Agustín Agustí Sanchis: Pues nada, no es fácil que los medios vengan a los pueblos y eso hay que aplaudirlo y hay que reconocerlo. Y decir que la gente de Olocau es lo más importante para mí, es lo mejor que tengo en el pueblo, la gente, pero también es muy importante y valiosa la gente que nos visita. Hago una llamada para que todos los que vengan seran bienvenidos, y los que no vienen ellos se lo pierden.


Pregunta: Eso le iba a decir Alcalde, hemos venido porque nos gusta Olocau y sabemos que aquí se está muy bien y se respira, insisto, divinamente, o sea que el placer es nuestro. Muchísimas gracias Alcalde, a seguir con esos proyectos con esa energía que vemos que le sobra y por supuesto, que siga más años, porque yo creo que sí, ¿no? Haciendo las cosas bien yo creo.

José Agustín Agustí Sanchis: Yo creo que sí.


Pregunta: Pues eso, hoy hemos estado aquí, en Historia de un Futuro, desde la 97.7 ha estado en Olocau, en plena Sierra Calderona, un paraíso natural, y bien cerca de Valencia, a tan sólo 30 Km. Hay naturaleza, tranquilidad y un poquito de todo. Ven a visitar Olocau y disfruta de todo lo que te puede ofrecer.