La Audiencia obliga a la Diputación a retirar miles de toneladas de basura del vertedero de Olocau

Autor: Las Provincias
Fecha: 25/11/2007

La Audiencia Provincial obligará a la empresa semipública Girsa, dependiente de la Diputación, a retirar miles de toneladas de basura de parte del vertedero, ahora clausurado, situado en la partida de La Paridera, en término municipal de Olocau. Así se desprende de la sentencia emitida por la sala y que ordena a la mercantil a devolver unos terrenos a sus dueños "en las mismas condiciones que se encontraban antes de agosto de 2001".

Según fuentes de la mercantil que tenía los derechos de explotación de los terrenos, en estos hay actualmente unas 150.000 toneladas de basura que deberán ser retirados. Los hechos se remontan, por lo tanto, a hace ya más de seis años en los que el conflicto se ha tratado en los juzgados de primera instancia de Llíria y, posteriormente, en la Audiencia Provincial ante los recursos presentados por los propietarios de las parcelas y las empresas Girsa y Gemersa.

Según refleja la primera sentencia, dictada por el titular del juzgado de primera instancia número 4 de Llíria, los terrenos en cuestión se incluyen en una partida que estuvo "desde hace muchos años" destinada a cantera. La empresa Gemersa firmó un contrato, el 7 de julio de 1999, con los propietarios de los terrenos para regenerarlos.

El acuerdo consistía en que la mercantil adquiría los derechos para el "rellenado de la oquedad existente y vertido controlado de residuos inertes". Según se indica en la sentencia, los propietarios también habían negociado con Girsa para cederle los terrenos, pero no se había llegado a ningún acuerdo.

Sin embargo, en agosto de 2001, la empresa dependiente de la Diputación valló estos terrenos. Los dueños y la mercantil Gemersa reclamó el 6 de septiembre de 2001 que paralizase las obras "sin que haya hecho caso alguno", por lo que presentaron la correspondiente denuncia en el juzgado de Llíria.

Según queda reflejado en la primera sentencia dictada por el juez edetano, de marzo de 2006, Girsa realizó en agosto de 2001 el vallado perimetral de las parcelas, movimientos de tierras y fabricó en las parcelas una balsa de lixiviados. Además, realizó la actividad de depósito de residuos.

De las sentencias se desprenden dos versiones contrapuestas: la de la parte demandante (propietarios y Gemersa), que alerta de que le han invadido sus parcelas (las número 2, 50 y 51 del polígono 12 de Olocau), y la de Girsa, que alegó haber vallado unos terrenos que había comprado en agosto de 2001.

Según la sentencia, "sí que consta acreditado que se han modificado los límites de las fincas en nuevo vallado perimetral efectuado por la parte demandada (Girsa)". El juez de Llíria concluyó que sí que existió confusión en los lindes de las parcelas que la empresa semipública adquirió en agosto de 2001.

Ante esta situación, el juzgado de Llíria condenó a Girsa a devolver las parcelas a los propietarios y a estos a efectuar un deslinde y amojonamiento de esos terrenos. La decisión del juez fue recurrida por ambas partes.

Los propietarios y Gemersa entendían que quien había modificado los lindes era Girsa. Finalmente, la Audiencia Provincial de Valencia, en sentencia del 27 de febrero de 2007, ratificaba la orden de devolver los terrenos a los propietarios, pero señalaba que el deslinde y el amojonamiento también debía llevarlo a cabo la empresa dependiente de la Diputación.

Fuentes de la mercantil Gemersa indicaron que pedirán "de forma inminente" la ejecución de esta sentencia, sobre la que no cabe recurso de casación. Esto supondrá la retirada de más de 150.000 toneladas de residuos, según indicaron desde la empresa.

Mientras, desde la Diputación señalaron que se acatará la sentencia de la Audiencia Provincial. Las mismas fuentes de la Corporación provincial explicaron que se devolverá las parcelas en su estado original y "si hay que llevarse la basura, se retirará". Sin embargo, todavía no está decidido a qué vertedero se trasladarán esos residuos.

Fuente: Las Provincias.