El Ayuntamiento de Olocau revierte suelo urbano a rústico en la partida de l'Horta de Baix

Autor: Ayuntamiento de Olocau
Fecha: 23/10/2015

El Ayuntamiento de Olocau lleva trabajando en su plan urbanístico desde hace tiempo. Debido a la situación de crisis que se ha vivido en los últimos años y considerando que el boom inmobiliario no podían seguir pagándolo los propietarios de ciertos terrenos del municipio, el Ayuntamiento decidió revertir la situación de la partida de l'Horta de Baix a suelo rústico hace unos meses.

En concreto, en estos momentos, se ha pasado de tener 43.646 metros cuadrados urbanos en esta zona a 12.692. La decisión está en el proceso de exposición pública y si en el periodo de 45 días no se presentan alegaciones, el plazo termina el próximo 1 de diciembre, se modificará el plan definitivamente. Los propietarios a partir de ese momento, dejarán de pagar un IBI de carácter urbano y pasarán a abonar el de rústico.

"Era injusto que los propietarios de esos terrenos pagaran por unas condiciones que sabíamos que no se podían llegar a hacer. El boom inmobiliario hizo convertir esos terrenos en rústicos, pero la realidad nos llevó a revertir la situación", ha apuntado el Alcalde de Olocau, Antonio Ropero.

El máximo responsable político del municipio, ha señalado que "adquirimos el compromiso con los vecinos de transformar la calificación de sus terrenos a rústico, para que no tuvieran que abonar cantidades de IBI urbana que no se correspondía con la realidad de sus espacios".

"Desclasificando estos metros de suelo urbanizable y convirtiéndolo en no urbanizable estamos protegiendo además el medio ambiente. Los intereses urbanísticos se quedan a un lado cuando está en juego nuestro entorno y el cuidado de la naturaleza", ha sentenciado Ropero.

El sector preveía la edificación de un máximo de 295 viviendas sobre 43.646 metros cuadrados. Esta previsión de crecimiento del casco urbano era necesario revisarla tras los acontecimientos ocurridos en los últimos años, teniendo en cuenta el escaso crecimiento del casco urbano. A la vez que se vela por proteger el medio ambiente en este término se apuesta por un desarrollo sostenible, la regeneración del pueblo existente y un crecimiento propio de un núcleo urbano tradicional en un entorno agrario.

Fuente: Ayuntamiento de Olocau.